Viernes, 19 de Julio de 2019

Capital »  Ortíz Melgratti: «Quiero ser parte de la oferta electoral para ser concejal de Resistencia»

Entrevistas La voz
El presidente del Comité Capital de la Unión Cívica Radical aseguró que el gobierno nacional logró recuperar las instituciones para construir un país en serio, luego de décadas de despilfarro, aunque aclaró que hubo errores de diagnóstico. Confió su deseo de lograr una representación en el Concejo Municipal, por el Nuevo Espacio Abierto (NEA) al cual preside actualmente, a la vez confió su respaldo a la candidatura de Carim Peche como gobernador de la provincia y a Leandro Zdero para intendente de Resistencia. 

Entrevista: Gustavo Adolfo Ríos - Fotos: Osvaldo Ramírez 

En un diálogo a fondo, Dino Ortíz Melgratti confió que se encuentra trabajando para lograr una representación en el Concejo Municipal por el Nuevo Espacio Abierto (NEA) y aclaró que es necesario un cambio en la provincia. En otra parte recordó los 100 años de la creación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) destacando la trascendencia de su conformación un 11 de abril de 1919. «La OIT, a instancia de la Conferencia de Paz de París, fue incluida en el tratado de Versalles que terminó con la primera guerra mundial», recordó y aclaró que es un organismo tripartito conformado por gobiernos, sindicatos y empleadores. «Su constitución reflejó la convicción de que la justicia social es esencial y necesaria para alcanzar la paz y está motivada por sentimientos de justicia y humanidad. Reglamentó las horas de trabajo, la contratación de la mano de obra, la prevención del desempleo, el salario digno, el reconocimiento de la libertad sindical y la pensión por vejez, entre otros ítems», analizó.
«Nosotros como Unión Cívica Radical salimos a dar un debate sobre la temática, porque además hoy día se están discutiendo reformas laborales a futuro», explicó. En esa línea destacó la importancia del artículo 14 Bis de la Constitución Nacional, que encierra en su interpretación a todos los derechos de los habitantes de la Nación Argentina, como ser el respeto de las ocho horas laborales, vacaciones pagas, donde además se abren las puertas al sindicalismo. En el primer gobierno de Yrigoyen, en donde la clase alta dominaba las políticas públicas, gubernamentales, hasta los manejos eleccionarios. El gobierno radical evidencia una nueva forma de relación con la dirigencia sindical y encuentran en Yrigoyen un gobierno dispuesto a dialogar.
Recordó que un 25 de octubre de 1957 se sancionó en la reforma de la Constitución el artículo 14 Bis, cuya redacción estuvo a cargo de Crisólogo Larralde en cuyos párrafos se resumen los derechos consagrados a los ciudadanos. «Se enumeran los derechos de los trabajadores asegurándoles condiciones dignas y equitativas, jornadas limitadas, descanso, vacaciones pagas, salario mínimo, vital y móvil, remuneración por igual tarea, participación en las ganancias, la posibilidad de una organización sindical libre y democrática, protección contra el despido arbitrario y la estabilidad del empleado público», reflexionó.
Asimismo, adelantó que el 1 de mayo tienen prevista la realización de un acto recordando y festejando el 1 de mayo, Día del Trabajador.
 
-¿Cómo observa la temática de la flexibilización laboral?
-Desde el Comité Capital de la Unión Cívica Radical comenzamos a dar el debate. En esa línea no debería dar una opinión institucional al respecto, sin conocer qué es lo que opina el resto. No hay que olvidarse que yo soy un industrial panadero. Recientemente se hizo una reunión ordinaria en Presidencia Roque Sáenz Peña, donde junto a colegas del interior analizamos la situación que están viviendo  nuestras pequeñas panaderías artesanales que están en crisis.  En ese aspecto observamos como la industria del juicio perjudicó al país y a las empresas estatales. 
-¿Cómo observa la economía del país?   
-La economía del país está en crisis. Observo que existen algunos problemas. Creo que la meta del gobierno nacional no se cumplió. No obstante creo que se ha logrado recuperar a las instituciones para comenzar a tener un país enserio. Este era un país en donde, la obra pública y las contrataciones pasaban por la coima, creo que es muchísima plata la que se robo durante mucho tiempo, porque no se entiende que en un país en donde se producen muchos alimentos para 400 millones de personas sigamos teniendo la pobreza estructural de un 30%. En ese aspecto creo que todos tenemos responsabilidades; los políticos, los empresarios, la justicia.
-¿Considera que Mauricio Macri va a ser reelecto, como pronosticó recientemente Marcos Peña?
-No sé si es que fueron optimistas o si los problemas que heredaron fueron más graves de lo que se esperaban y no lo supieron resolver. Creo que se recuperó la institucionalidad y a partir de ahora espero que se empiece a recuperar el país y que la política energética dé el resultado que esperamos, que logremos el reabastecimiento, porque tenemos gas, petróleo, minería en el país y que esos recursos sirvan para lograr abaratar el costo de la energía en el país. 

«Es necesario garantizar el consumo 
interno para lograr precios accesibles»
-¿Está de acuerdo con el denominado control de precios? 
-No. Considero que no debe existir un control de precios. Es cierto que a la gente no le alcanza para comer. Nosotros en la panadería vendemos menos y estamos hablando de pan que ahora está entre $60 y $70. Por este motivo creo que es necesario garantizar el consumo interno. En el caso del trigo por ejemplo, lo que digo es que existe una determinada tonelada destinada al consumo interno. Hagamos que se exporte, pero garanticemos el consumo interno, también para el caso de la carne y el excedente exportar, permitiéndonos tener precios accesibles adentro.
-¿Cómo observa al gobierno provincial?
-Considero que no se puede tener a medio gabinete preso y decir que no sabía nada.  Este gobierno es un ejemplo de corrupción en todos los ámbitos. A nosotros nos tocó ir como Centro de Industriales Panaderos a pelear, porque se habían atrasado los pagos en los comedores escolares, a pesar de que no soy proveedor del Estado, pero sí hacíamos reclamos por los otros colegas y tenían atrasados entre cinco y seis meses. Unos $90 millones  que vinieron de Nación para los comedores escolares, entre lo que fue el traspaso de Coqui a Peppo, se perdieron. El ministerio quiso acusar a los docentes y nosotros sabemos que no es así. Luego cambiaron la modalidad de rendición y la pasaron del Ministerio de Educación a Desarrollo Social y en donde se acomodó la cosa y el gobierno nacional volvió a desembolsillar los $85 millones en su momento para acomodar las cuentas que habían  quedado, pero después nadie se preguntó por eso $90 millones, qué es lo que pasó. 
Esto es irrisorio comparado con el caso de la leche que se pierde porque había una becada de Sameep cuidando el depósito y se trasladó con una Kangoo. Estamos hablando de 200 mil kilos de leche, casi diez a doce equipos completos de transporte. Lo que pasa con Secheep, donde hace 36 meses que nos vienen cobrando la luz y ellos no le pagaban al proveedor. Son $6 mil millones que queremos saber en dónde están, de una empresa que daba superávit. Con Nikisch quedaron $30 millones, de insumos para dos años en los depósitos de Secheep y la empresa comenzó a ser deficitaria después de la gestión de Coqui que encima en nuestra boleta agregan un cargo específico que es para obras futuras. Es decir que cobran para obras que van a planificar de acá a diez años. 
Vemos que el sistema está colapsado. En 2007 el costo de Cammesa era de un 25% a un 30% la factura. Hoy sigue siendo en porcentual el mismo costo en la boleta. Pero una empresa que tenía 600 empleados pasó a tener 1.600 y aparecieron rubros como turismo, capacitación. Es decir que el desmanejo que existe hace de esta provincia inviable y el que venga creo que va a tener que hacer un trabajo muy importante.

«A la ciudad le hace falta orden y planificación»
-¿Qué le hace falta a Resistencia, según su visión?  
-Le hace falta ordenamiento en todo sentido. No existe una planificación a largo plazo. Se trabaja sobre la coyuntura. Los debates se tienen que dar con la sociedad porque es la que marca lo que necesita y quiere el ciudadano, más allá del soporte técnico que uno tiene. Creo que son los vecinos quienes conocen a ciencia cierta por dónde escurre el agua, cómo tiene que ser el servicio de recolección de residuos, cómo está el alumbrado, cuáles son las cuestiones de tránsito y por qué está tan desordenado. Creo que debe existir un trabajo en conjunto entre la sociedad, las instituciones públicas y los funcionarios. 
-¿La temática de la salud cómo la observa?
-Preocupante. Hace unos días estuvimos caminando el barrio Barberán y el centro de salud que está ubicado de la colectora a dos cuadras y una vecina ofuscada nos comentó que fue a buscar algo para la gastritis, algo tan simple, y nos dijo que no conseguía. Nos decían que no tenían cómo atender el centro de salud. Realmente vemos que el hospital está abarrotado en su atención,  cómo se postergan las operaciones programadas. El tema de las ambulancias es terrible. Para Resistencia cuentan únicamente con tres ambulancias que funcionan sin la correspondiente revisión técnica, sin seguro. Existe un deterioro general en la provincia y el tema salud es uno de los temas más preocupantes que le va a tocar resolver al próximo gobierno. 
 -¿Cómo observa el tema de la educación y la emergencia que recientemente se decretó?
-Esto me toca hasta en lo personal porque, mi hija que tiene 20 años, cuando iba a su tercer año, en un colegio que es bastante bueno en la cuestión curricular, había ocurrido un hecho de inconducta y como padre planteé que sancionen a mi propia hija porque consideraba que eso me iba a servir hacia adelante y para el futuro de ella y porque además considero que donde existen reglas hay que cumplirlas y si no se cumplen debe haber una sanción. Los directivos en ese momento me  dijeron que ya no existían más las amonestaciones. La verdad es que me puse muy mal porque soy un hijo de la educación pública, donde mis padres fueron docentes y donde eran considerados toda una jerarquía en el pueblo. Creo que se debe recuperar el objetivo de que los jóvenes se capaciten. Tenemos que brindarle al joven la posibilidad de capacitarse  para un mundo que se plantea como muy competitivo. Es necesario darle las herramientas para que se capaciten en oficios porque actualmente cuesta conseguir albañiles, carniceros, mano de obra calificada que cuesta cada vez más conseguir.
-¿Qué opina de la relación PRO-UCR a nivel nacional? 
-Considero que el reclamo de la Unión Cívica Radical es justo. Tenemos que seguir juntos, pero se tiene que dar el debate. Creo que siempre deben existir las consultas, de esa manera uno es partícipe, más allá de algún cargo dentro del gobierno, creo que se debe cogobernar a partir de la discusión y de las medidas que se toman. Está bien que uno eligió un presidente que debe tomar decisiones, pero la discusión interna se debe tener que dar. Creo que esa es la participación que está pidiendo la Unión Cívica Radical y me parece muy bien. 
A nivel nacional tenemos que seguir apostando a esta sociedad que hicimos en su momento electoralmente, pero que tiene que ser en base a un programa serio de país hacia lo que se viene. Recuperamos la institucionalidad y no es barato. Acá están desfilando los empresarios más importantes del país por la justicia, hasta el padre del presidente era llamado oportunamente. Eso no sucedía y creo que eso también hay que valorar. Creo que todo eso va a tener su coste hasta que logremos tener un país normal.
-¿Posee alguna aspiración política?
-Si estoy trabajando dentro del Nuevo Espacio Abierto (NEA), el cual presido actualmente y en un acuerdo con Convergencia Social, para acompañar a Carim Peche como gobernador y a Leandro Zdero para intendente de Resistencia. Quiero ser parte de la oferta electoral para ser concejal de Resistencia, por el Nuevo Espacio Abierto y dentro de este acuerdo que hagamos de proyecto político. Creo que una cuestión es ganar las elecciones y otra es ganar poder gobernar bien. Creo que  Leandro  Zdero es una persona que está preparada, tiene gestión y conoce cómo va a quedar el municipio de Resistencia. Creo que reordenar el municipio nos va a llevar  por lo menos dos años. Es un municipio que actualmente perdió los servicios y eso nos comenta la gente. La recolección de residuos es un desastre. Conocemos que en la avenida Soberanía Nacional hasta la entrada a Puerto Vilelas es un basural a cielo abierto. No hubo un tratamiento del basural en María Sara, están tirando todo en la calle y ya se ven las consecuencias. Justamente ahora existe un debate por la laguna Francia y como se permitió rellenar todos los reservorios naturales que tenía Resistencia. Se hicieron tapones con las nuevas viviendas, impidiendo el normal escurrimiento del agua. En la última inundación, personalmente recorrí las estaciones de bombeo y se encuentran obsoletas. De las pocas que funcionaban únicamente funcionaban una o dos. Acá hay que hacer un trabajo en conjunto con APA, con organismos provinciales y municipales y por ello sería bueno poder contar, alineado, un gobernador y un intendente de nuestro signo político para poder hacer las obras que Resistencia necesita.
-Cavallo pronosticó que de seguir en estos parámetros la economía, existe un riesgo de que sobrevenga una hiperinflación.
-La inflación la vivimos y creo que el gobierno sus proyecciones las erró a todas, pero no creo que haya hiperinflación.