Viernes, 25 de Septiembre de 2020

Interior »  ¿Atentado en el Perrando?: la causa es tentativa de homicidio

CONTINÚA la investigación

El corte del suministro de aire comprimido en la pastilla 6 es materia de investigación, ya que consideran que fue intencional. Para el procurador general Jorge Canteros pudo haber fallecido varios pacientes, alguno de ellos con coronavirus y que necesitan imperiosamente del respirador artificial. En el hospital hubo otros episodios delictivos hace no mucho tiempo.


La investigación continúa en relación al presunto atentado en el hospital Perrando, donde se afectó el suministro de aire comprimido de los respiradores artificiales. El fiscal Roberto Villalba tiene a cargo del caso que afectó un amplio sector de la pastilla 6 del principal centro sanitario provincial.
Al respecto, el procurador general Jorge Canteros dejó en claro que este incidente pudo haber matado a muchos pacientes.
De hecho, hay sospechas de un hecho intencional, ya que solo de manera personal se accede a la sala donde el paso del aire comprimido y oxígeno.
Para Canteros «esta fue una maniobra irracional de alguien que conoce la temática, de un técnico que sabe cómo se cierra esta llave de paso del aire comprimido. El lugar al que accedieron es el techo del último piso donde están todas las tuberías, las de oxígeno, aire comprimido, las de agua, calefacción, aire acondicionado, todas las tuberías pasan por ahí. El que hizo el trabajo, necesita una llave inglesa, según me explicó el doctor Pascual, una llave de fuerza para poder cerrar y además, conocer el lugar».
Por ello, la caratula es de tentativa de homicidio, ya que siete personas que se encontraban asistidas con respirador automático corrieron un gran riesgo. «Lo tuvo que hacer alguien que sabe y que tiene acceso al lugar, la otra posibilidad es que sea un técnico que efectúa reparaciones en el sector», expresó.
Asimismo, Canteros consideró que el lugar donde ocurrió el incidente es de «complejo acceso y se encuentra en la parte más alta de hospital. Solo pueden moverse personas capacitadas y no cualquiera puede cerrar esa llave que requiere de herramientas y fuerza especial».
La investigación está abierta y una de las pistas que pueden ayudar a desenrollar este delicado asunto serán las imágenes que pueden aportar las cámaras de seguridad del sector.

Un hospital que no gana para sustos  
 

En los últimos años, en el hospital Perrando se produjeron varios ilícitos, algunos resueltos, otros aún en «veremos».
En 2015 y por entonces en el marco de las medidas de fuerza que realizaron los trabajadores del hospital, una las demandas fue la falta de seguridad y en pocos días más se conoció el robo de un ecógrafo y otros elementos.
Después se determinó que la autora del robo no pertenecía al sector de Salud Pública, sino que se trató de una exconcurrente fue apartada un año antes por problemas psiquiátricos.

EL TRÁILER
Desapareció en 2017 y todavía no se conoce su paradero. Era un equipo que funcionaba como consultorio odontológico móvil y había sido donado a la Provincia en 2012 por la Cámara de Empresarios, Profesionales y Ejecutivos Cristianos del Chaco y estaba estacionado en un sector del predio sanitario.

EQUIPOS HURTADOS
En febrero de 2019, personal del Perrando denunció ante la guardia policial el robo de un microscopio y dos monitores, entre otros elementos que no fueron precisados. Estos elementos tienen un valor estimado entre $3 millones y $4 millones.

LOS elemntos DESAPARECIDOS
En marzo pasado se denunció la desaparición de un equipo que actualmente tiene un valor estimado de entre $3 millones y $4 millones. 
Era un litotriptor que localiza y visualiza cálculos renales y estaba dentro de un maletín.

Otro episodio de gravedad: cuando se robaron un bebé
Hace casi dos años fueron detenidas dos mujeres por el intento de robo de un bebé recién nacido del hospital Perrando. Eran una doctora (44) y su madre (67), quienes fueron captadas por las cámaras de seguridad del hospital cuando depositaban al recién nacido, sacado del área de Neonatología. Un empleado descubrió al niño y lo salvó.
La causa fue supuesta sustracción de menores en grado de tentativa. El empleado lo encontró afuera del lugar, más precisamente en la puerta de acceso al personal. Inmediatamente, tras realizar las primeras averiguaciones, se pudo identificar al pequeño, quien había nacido hace aproximadamente quince horas, estando internado junto a su madre en el área de Neonatología, por lo cual fue asistido por los médicos, quienes corroboraron su buen estado de salud y finalmente fue restituido a su madre.
Al parecer, trascendió, que esta mujer ingresó al área de Neonatología y sustrajo al recién nacido con el pretexto de llevarlo a estudios. El asunto fue que esta doctora gozaba de licencia.
Toda esta situación fue informada al fiscal de Investigación Penal 6, a cargo de Roberto Villalba, quien dispuso que se inicien actuaciones judiciales caratuladas supuesta sustracción de menores en grado de tentativa y se dé intervención a los Departamentos Lucha contra la Trata de Personas e Investigaciones Complejas, además del Juzgado del Menor de Edad y la Familia y la Línea 102.
Poco después, tras un operativo se logró la individualización e identificación y conducción de dos mujeres, una de ellas presta servicios en el Perrando y junto a su madre fueron trasladadas hasta el Departamento Investigaciones Complejas.
La doctora Marcia Lorena N.P. (44) fue la mujer captada por las cámaras de seguridad que dejó abandonado al niño. Se especula que se asustaron al ser vistas por una compañera de trabajo, optaron por abandonarlo. El hombre que lo halló pensó que eran perritos.