Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Sociedad »  La lluvia no da tregua: continúan los trabajos de contención y asistencia

Seguirá el mal tiempo los próximos días
Mientras que las precipitaciones, en menor caudal, se dieron a lo largo de todo el día de ayer, diferentes equipos del Gobierno y municipio desarrollaron intensas tareas tanto de zanjeo, limpieza de canales, distribución de arena y provisiones a los afectados.
Si bien con menor intensidad, las lluvias continuaron durante toda la jornada de ayer, que durante la mañana acumuló otros 68 mm, que se sumaron a los más de 260 mm de agua caída en menos de dos días constituyéndose como un nuevo registro récord histórico. Mientras que la región volvió a estar bajo otra alerta emitido por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) por tormentas fuertes, lo que volvió a complicar la situación de las zonas más afectada de la ciudad. Asimismo el pronóstico sigue siendo desalentador, ya que se espera la continuidad del mal tiempo en los próximos diez días. 
Desde el Gobierno y la Municipalidad de Resistencia, ambos bajo emergencia hídrica, intensificaron los trabajos de asistencia a las 150 personas evacuadas en más de trece escuelas y centros comunitarios dispuestos a tal fin, como así también los trabajos de distribución de asistencia con bolsas de arena, chapas, colchones, frazadas y alimentos a las familias que continuaron anegadas en los barrios de la periferia, siendo la zona sur la más afectada. Mientras que otras cuadrillas continuaron los trabajos de zanjeo y destape de desagües en diferentes puntos de la ciudad. 
 
equipo de emergencia 
El Comité de Emergencia del municipio de Resistencia realizó una evaluación con las distintas áreas en el marco del protocolo respectivo de «gestión de riesgo» ante la situación de catástrofe por las lluvias acaecidas que afectaron gran parte de la ciudad. La constitución efectiva desde la noche del martes de la sala de situación con mapas de intervención permitió fortalecer la organización del sistema con asignación de responsabilidades en diferentes áreas.
En este sentido enumeraron las tareas del equipo de distribución de arenas: se dispone de tres equipos de embolsado y distribución atenta a los pedidos realizados en distintos lugares con turnos rotativos en base a la disponibilidad de 30 miembros. Se han distribuido 1.500 bolsones de arena para atender demandas específicas de vecinos. Esta tarea continúa en forma continua con equipos de distribución operativa, coordinado por Darío Aguirre.
Mientras que el equipo de atención de Emergencia Sanitaria y Alimentaria, integrado por 30 personas con camionetas, camiones y asistencia adicional de cuatro Unimog del Ejército Argentino para la asistencia de chapas, colchones, frazadas, agua mineral, leche, alimentos, fluido desinfectante, repelente, cobertores, entre otras demandas de los vecinos afectados, coordinado por el subsecretario de Inclusión Social, Hernán Knezovich.
A su vez, el equipo de coordinación de Centros Comunitarios Municipales (CCM) y escuelas para atención de evacuados destinado a coordinar la atención de personas evacuadas en seis CCM y cuatro escuelas. Son aproximadamente 150 personas asistidas. Coordinado por el secretario de Cultura y Desarrollo Social, Sebastián Benítez Molas.
El equipo de atención de demandas espontáneas de vecinos con manifestaciones varias por reclamos de vecinos en distintos lugares críticos de la ciudad coordinado por el secretario de Gobierno, Sebastián Lifton.
Otro aporte fundamental realiza el equipo de intervención territorial en zonas críticas de desagües pluviales con más de 10 retroexcavadoras, 55 paleros y personal de la dirección de desagües pluviales. Coordinado por el subsecretario de Ambiente, Maximiliano Tononi. Mientras que el Equipo de la Dirección de Defensa Civil trabaja con distintas acciones operativas en el territorio, coordinado por el subsecretario de Defensa Civil, Jorge Núñez.
 
zonas críticas
Actualmente existen varias zonas extremadamente críticas en la ciudad, en virtud del colapso que genera el drenaje de agua en los canales 16 y Quijano. Estas áreas son las siguientes: a) zona oeste (Carpincho Macho, Aramburu, Barberán y alrededores), b) La Liguria y Golf Club, c) villa Don Andrés, d) Hernandarias al 3500 y subsiguientes, e) chacra 214 y aledañas, f) villa Prosperidad, g) barrio Emerenciano y Campo de Tiro.
Zonas sur y oeste de la ciudad presentan mayores niveles de afectación con lento descenso de agua producto del colapso del canal 16 y del canal Quijano.
 
Normalización progresiva de servicios
Si bien muchas zonas siguen muy complicadas, otras fueron volviendo a la normalidad. Es por esto que se dispuso la regularización progresiva de líneas de colectivo con recorrido limitado (líneas 8, 5, 12, 3 y 9). No obstante, la línea 2 no pudo desarrollar su recorrido por afectación de su punto de operación anegado. De la misma manera se procedió a la regularización progresiva del servicio de recolección de residuos sólidos urbanos a partir del turno tarde y noche del miércoles y se esperaba llegar a normalizar en su totalidad en la jornada de ayer.
Mediante la declaración de emergencia y catástrofe para certificar la magnitud del evento, se procedió a la justificación de faltas hasta regulación de circulación. 
 
récord histórico
Tras esta evaluación, el intendente Jorge Capitanich dio detalles más detalles de esta situación: «Estamos ante una situación de catástrofe con la mayor cantidad de agua caída en un corto periodo de tiempo». «Tenemos un acumulado de 268 milímetros de lluvias desde el martes; y el informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) establece que estamos ante la mayor cantidad de lluvia en un periodo corto de tiempo, ya que señalan que cayeron 224 milímetros, superando los 205 del 14 de marzo de 1994», comparó.
El jefe comunal reconoció que «estamos ante una situación de catástrofe donde gran parte de la ciudad sufrió un anegamiento extraordinario, y todavía hay gente con agua en sus hogares». Hasta la tarde del miércoles, eran unos 150 vecinos los evacuados en centros comunitarios municipales y escuelas.
La zona más complicada es el sur de la ciudad, ya que hubo problemas de rebose en los canales Quijano, Son16, Soberanía y Quijano, principales ductos de desagües, los cuales se vieron desbordados por las precipitaciones.
«Este fenómeno es excepcional. En el registro del pluviómetro municipal alcanzamos 254 milímetros en 8 horas, de los cuales 160 se dieron 80 minutos, lo cual equivale a 2 milímetro por minuto», señaló, al tiempo que destacó: «La capacidad de soporte del sistema es equivalente a 1 milímetros por minuto, y duplicar el volumen genera un colapso del sistema».
Capitanich recordó además que el municipio no administra el sistema de bombeo del Área Metropolitana del Gran Resistencia (AMGR), y que tampoco dispone de competencia respecto al avance de las obras de la autovía de la ruta 11 que afecta el drenaje natural en la zona oeste como así también no administra la obra de expansión del canal 16 que es indispensable para resolver las demandas.
«Este fenómeno excepcional resulta impredecible. Tuvimos tres años de registros de lluvias por encima del promedio normal de 1327 mm/año. Este registro último fue el más intenso de la historia. Ya llovió en nueve días de enero el 72% de lo que llovió durante enero de 2018 que fue récord en los últimos 64 años», graficó, al tiempo que dejó en claro que «el sistema continuará así y las inversiones necesarias ascienden a U$S100 millones para reducir el impacto».

Operarios, maquinarias y asistencia a evacuados 
Al mismo tiempo, el intendente Jorge Capitanich destacó el accionar de los operarios, «quienes están trabajando con maquinarias como retroexcavadoras, y camiones para solucionar los diferentes problemas, además hay cuadrillas de paleros que trabajan para desobturar algunos canales y solucionar problemas ocasionados en este extraordinario anegamiento», señaló.
Asimismo se está proveyendo a la comunidad de asistencia alimentaria, y de primeras necesidades como chapas, colchones, pañales y otros elementos», agregó el jefe comunal, quien destacó el acompañamiento del Ejército Argentino, quien dispuso de dos Unimog al que ahora sumarán dos más.
En ese contexto, informó no haber recibido ningún tipo de comunicación por parte del Estado nacional, solamente la colaboración del Ejército Argentino con sus instalaciones y equipamientos. «Es raro que no tengamos comunicación con los organismos nacionales, ya que ante una emergencia de esta naturaleza deberían formar parte de una agenda de comunicación para atender a las familias afectadas», aseguró.
En total, son 150 los vecinos evacuados hasta la tarde del miércoles, en los cuatro centros comunitarios habilitados: Güiraldes (un total de 91 vecinos, de los cuales 46 son niños), Los Cisnes (28 vecinos); villas Prosperidad (7) y Elisa (24). Además, están dispuestos en caso de ser los CCM del barrio Mariano Moreno y La Liguria. A eso, se le suman seis escuelas en diferentes barriadas.

Normalización del servicio de agua
Por su parte desde Sameep, empresa que brinda servicio de agua potable a la provincia, informaron que tras el fuerte temporal se logró poner en marcha las plantas potabilizadoras que se quedaron sin energía desde las 5.30 del miércoles, luego de que sufrieran una descarga eléctrica y anegamiento en las áreas de distribución interna de media tensión.
Tras un arduo trabajo del equipo de Electromecánica, Producción, Acueducto, Gerencia de Servicios con la asistencia de una cuadrilla de Secheep lograron normalizar el servicio eléctrico a las 11 en dos de las primeras plantas, mientras que a las 15 se terminó el trabajo poniendo en funcionamiento la Planta 2 que abastece de agua al AMGR (Resistencia, Barranqueras, Vilelas, Fontana, Tirol, Margarita Belén y Colonia Benítez) y al interior por el Segundo Acueducto.
No obstante volvieron a apelar a la solidaridad de los usuarios en hacer un uso racionado y racional del servicio, sobre todo teniendo en cuenta que hay áreas que tienen el servicio interrumpido y que no se terminó la alerta climática.

Solidaridad en marcha 
Como cada vez que la comunidad ha sufrido inclemencias, temporales, inundaciones o epidemias, Ciudad Limpia activó los mecanismos que mueven la rueda más eficiente, la solidaridad.
Resistiendo en Resistencia es la propuesta de la Fundación Ciudad Limpia que busca acopiar alimentos, elementos de limpieza y ropa para los vecinos afectados por las actuales inundaciones y acercarlos a los centros de evacuados. «No podemos perder el tiempo analizando, diagnosticando o echando culpas, proponemos actuar en lo inmediato y ayudar a los evacuados de la manera más rápida y efectiva que esté a nuestro alcance», comentó un voluntario de Ciudad Limpia y agregó: «Hace quince años venimos trabajando en el tema de la basura y sus implicancias en nuestra vida, bien podríamos culparle e estos males ahora, pero no hay tiempo para quejas ya».
Quienes quieran y puedan acercar su ayuda puede hacerlo de 8 a 18 en la Casa de la Madre y el Niño (Casa Garrahan Chaco - Capitán Giachino 1722) y posteriormente distribuir dicha ayuda en las escuelas y centros de evacuados. 
También el Centro Cultural Alternativo (Cecual-Santa María de Oro 471) estará recibiendo donaciones de agua, ropa, colchones y alimentos no perecederos hoy y mañana, desde las 17. 
Además la organización La Poderosa Resistencia se encuentra recibiendo donaciones de alimentos no perecederos, colchones, camas, chapas, calzado y ropa, en el Centro Cultural Leopoldo Marechal (Pellegrini 272), o bien en los teléfonos 362-4602994 / 362-4371002.

Centros de evacuación y teléfonos de emergencia
CCM Villa Elisa (Seitor y Delfino).
CCM Mariano Moreno (Franklin 3000).
CCM Guiraldes (Soldado Aguilera 3500).
CCM La Liguria (ubicado en Paraíso 500).
CCM Los Cisnes (Cristofani -avenida Mclean atrás de la terminal). Habilitados para recibir evacuados, previa asistencia de Defensa Civil y/o Desarrollo Social (ambos del municipio).
Línea de contacto telefónica gratuita municipal: 0800-555-5055. Teléfonos directos de emergencia para contactarse con la comuna o el Sistema de Defensa Civil: 4439999 / 4458201 / 4458244.

Aporte del Equipo Hábitat
El mal tiempo no da tregua y son muchos los barrios anegados en la ciudad que requieren de asistencia, por lo que la Presidencia del Concejo afectó a más de 100 operarios de Equipo Hábitat para que colaboren con trabajos de limpieza de desagües, zanjas y lagunas, para lograr que el agua escurra. Se interviene en las cuatro zonas de la ciudad y continuarán los operativos durante toda la emergencia hídrica, para colaborar en los barrios que aún se encuentran anegados.
Equipo Hábitat es un programa coordinado por la Presidencia del Concejo, creado en 2016 para colaborar con los gobiernos provincial y municipal en la limpieza de los barrios. Se trabaja durante todo el año realizando desmalezamiento, limpieza de espacios verdes, desagües, zanjas y alcantarillas, además del retiro y erradicación de minibasurales, entre otros.
 
LOS TRABAJOS
Ayer además un equipo trabaja en el retiro de vegetación, botellas, bolsas y todo tipo de basura de la boca de desagüe de la laguna del barrio Mapic para que el agua pueda escurrir más rápido. En esa laguna desagotan los barrios Caraguatá, Mapic, Gran Toba, Bancario, entre otros.
Hay equipos distribuidos en las cuatro zonas de la ciudad realizando limpieza de desagües, zanjeo y alcantarillas. También se asiste a los ciudadanos con bolsas de arena para armar barreras en los frentes de las casas para que el agua no ingrese a las viviendas.
Equipo Hábitat tiene afectado a la emergencia hídrica a más de 100 operarios distribuidos en distintos barrios y zonas de la ciudad, colaborando con tareas de saneamiento ambiental, desmalezamiento y asistencia a los vecinos. Para lo cual se utilizan seis camiones, cuatro retroexcavadoras, bordeadoras, palas, entre otros.