Diario La voz del Chaco »

Las complejidades de la traducción

La traducción es una actividad mucho más compleja de lo que la mayoría de las personas imagina. Esta realidad se presenta en el momento de traducir, lo que requiere de investigación, toma de decisiones, lectura y revisión. Asimismo, se necesita tiempo y dedicación para realizar varios pasos indispensables antes y después de traducir.

29 de Septiembre de 2020


Es importante recordar que para algunas personas expertas en lenguas, los traductores son los mejores investigadores del mundo.

Aunque una persona tenga un manejo excelente de dos o más idiomas, eso no significa que pueda ser traductor. Los traductores se preparan para hacer su trabajo con varios años de estudio y entre seis meses a un año de pasantía, en donde la práctica intensa es parte del aprendizaje.

Sin embargo, el estudio y la preparación académica no lo es todo. Los traductores necesitan poder de concentración, siempre estar bien informados y ser minuciosos y detallistas en su trabajo.

Pasos anteriores a la traducción

  • Leer el material a traducir. Las primeras lecturas de los textos con los que se va a trabajar es esencial por varios motivos. Primero, para poder presupuestar el proyecto, y en segundo lugar para conocer el tema y las dificultades lingüísticas y de formato que presenta.

En el presupuesto se considera todo lo referido con anterioridad, no solo la cantidad de páginas o la cantidad de palabras. Estas apreciaciones son las básicas, pero luego se agregan otras que también hacen al precio final de la traducción.

Traducción

  • Proceso de traducción. Este es el momento crucial en el que el traductor pone en acción todas sus habilidades de investigador y de conocedor de las lenguas que están involucradas en el proyecto que comienza.

Cuando se realiza la traducción de documentos , se utilizan diferentes herramientas de apoyo que pueden ser los glosarios, sitios web especializados, diccionarios, CAT Tools (sistemas de apoyo basados en memorias de traducción), y también las consultas a profesionales del área, que pueden aporta mucho a las traducciones cuando hay dudas sustanciales.

Después de traducir

  • La traducción tiene que “descansar”. Uno de los pasos cruciales para entregar una traduccion de calidad es dejar descansar la traduccion al menos de 24 horas. Sin embargo, los traductores se ven con frecuencia perseguidos por las fechas de entrega y les es imposible hacer esto. Entonces, las dejan al menos tres horas sin revisar y luego comienza la última corrección.
  • Revisión por otro traductor. Después de la última revisión del traductor que hizo la traduccion, la situación ideal es que la vuelva a revisar otro traductor.

El resultado final

Una traduccion finalizada es el resultado de una serie de pasos que se realizan con tiempo y dedicación. No es una actividad automática, ni que pueda hacer cualquier persona. Si se desea tener el resultado adecuado es necesario que en una traduccion intervengan los verdaderos expertos.

Conclusión

Las traducciones requieren de distintos procesos que no pueden omitirse si se desea tener resultados positivos. Los traductores se preparan y trabajan duro para traducir documentos de todo tipo, además de desarrollar habilidades en el manejo de las herramientas informáticas que se necesitan en la traducción del siglo XXI.



MÁS LEÍDAS


Ir a la versión de escritorio