Diario La voz del Chaco »

Alerta máxima por las fiestas clandestinas: inminentes medidas

29 de Septiembre de 2020



La detección de casi una veintena de fiestas clandestinas en toda la provincia este último fin de semana encendieron todas las alarmas en el Gobierno, que analiza la implementación de medidas para frenar la escalada de reuniones no autorizadas, una de las fuentes principales de propagación del coronavirus.
Si bien hasta ayer al menos no había trascendido el carácter de las disposiciones que regirán desde este viernes 2 de octubre, este diario pudo saber que el objetivo del Gobierno es frenar a toda costa la realización de juntadas y fiestas clandestinas.
El gobernador Jorge Capitanich encabezó -el domingo por la noche- una nueva reunión del comité de monitoreo de Covid-19 que integran distintos estamentos y organismos del Estado en la que se resolvió una serie de medidas específicas que anoche fueron puestas en consideración por el Consejo Provincial de Desescalada.
Las acciones serán preventivas y son la respuesta a la detección -entre sábado y domingo últimos- de casos de fiestas clandestinas que se produjeron en distintos puntos de la provincia. 
Solo en Resistencia y Barranqueras se registraron doce fiestas denunciadas, las que involucraron a 1.666 personas con alto riesgo de contagio; al igual que otros cinco encuentros sociales en Villa Ángela, Charata y Castelli de los que participaron al menos 19 ciudadanos.
«El esfuerzo que se realiza todos los días para administrar el número de casos choca con estas actitudes individualistas e irresponsables. En virtud de estos indicadores tomamos decisiones», dijo el gobernador en sus redes sociales tras la reunión.
Es así que se decidió establecer un sistema de vigilancia preventiva con las fuerzas de seguridad nacionales y de la provincia junto a la policía comunitaria de Resistencia, en un corredor que va desde el macrocentro hasta villa Libertad, incluyendo villas Centenario y Palermo. 
«Del mismo modo se concentrarán esfuerzos de bloqueo focal de casos en villa Río Negro y La Liguria», indicó el mandatario, quien señaló que el Gobierno ejecutará un abordaje territorial con rastrillaje de casos a través de una red de 150 trabajadores de la salud y voluntarios, para detectar casos asintomáticos y contactos estrechos a través de testeos rápidos y PCR, «con el objetivo de evaluar la existencia de posibles brotes para bloquear de manera inmediata».
«También vamos a propiciar el cierre preventivo del sanatorio Cordis por 14 días en virtud de registrarse 21 contagios de Covid-19, para que el personal cumpla el aislamiento preventivo. Los dos pacientes internados serán trasladados al hospital Perrando», agregó Capitanich.
Como cuarta medida, el Ejecutivo piensa realizar una presentación judicial para determinar una restricción de acercamiento de todo tipo de aglomeración de personas en el macrocentro, buscando impedir la propagación de la circulación viral.
«Por lo demás, durante la tarde del lunes (por anoche) el Consejo Provincial de Desescalada aprobará o ampliará con recomendaciones y medidas adicionales las decisiones adoptadas», concluyó.
Por su parte, la ministra de Salud Pública, Paola Benítez, cargó ayer contra los encuentros sociales clandestinos y pidió responsabilidad a la sociedad. 
«Lamentablemente las reuniones clandestinas siguen sucediendo, así que se está trabajando con el sistema de seguridad, quienes están en operativos nocturnos y han identificado a más de 1.600 personas este último fin de semana reunidas en diferentes eventos», dijo.
«Es lamentable, pero acá podemos ver la falta de responsabilidad social y de solidaridad de algunos grupos que incide negativamente en los resultados que buscamos, y que la mayor parte de la población busca, ya que trabaja y aporta para poder lograr buenos resultados en el marco de esta pandemia», subrayó.
 



MÁS LEÍDAS


Ir a la versión de escritorio