La contaminación del río Negro
xxx

Interior

La contaminación del río Negro

19/08/2012 |


PUERTO TIROL (Especial). El modernismo lleva al cuidado del medio ambiente, donde cada vez más gente necesita de espacios libres de contaminación, y menos aún trasladar el efecto pernicioso a otro medio, en este caso al caudal del río Negro. ¡Pobre río Negro!
Alguien relató: «Lo que pasa que el río es de la fábrica». Nadie es dueño absoluto de un cauce de agua; ni aunque lo construyan los poderosos. Menos aún los cursos naturales, y éste que recorre la periferia -límite creado por el mismo cuenco- está alimentado por arroyuelos provenientes de la zona rural que desembocan en su nacimiento, allí nomás, detrás del cementerio a unos 3 kilómetros del punto que nos ocupa y a unos 4 kilómetros de su desembocadura en el histórico río Negro.

SU CONTAMINACION
Muchos vecinos dicen que si se le exige a la fábrica, ésta se iría de Tirol y el pueblo depende de su actividad. No es verdad. Donde vayan les pedirán condiciones de salubridad, las que están obligados a cumplir. Nadie debe contaminar de esa manera, casi monstruosa, el medio ambiente, perjudicando la salud de los pobladores. Las imágenes de las fotos pueden ser engañosas si se observa espesura boscosa. Muchos hogares están construidos en sus riberas desde hace 70, 80 y hasta más de 90 años. Algunas en su momento fueron mansiones destinadas al principal encargado y otros chalets para empleados jerarquizados. Si es cierto que la planta industrial es la contaminante del riacho, debe recomponer el daño que está haciendo a los habitantes del pueblo. Y, si es verdad que amenazan, bajo esas circunstancias dejar el lugar, están atemorizando y extorsionando al pueblo ilícitamente.
Esta especie de badén con pretensiones de río corto, es un sitio que debe preservarse puro. La fábrica está obligada a eliminar sus deshechos industriales sin contaminar el medio: aire, suelo o afluentes acuíferos. Así lo establece la ley.



COMPARTIR
Edición Impresa del
20-09-2014
Edición Impresa del
20-09-2014
TAPA CONTRATAPA