Discutida decisión judicial

Policías atraparon a motochorros, pero uno de ellos no fue a la cárcel

 Intervino personal del Servicio Externo de la seccional Sexta. Secuestraron un revólver calibre 38 y una motocicleta Motomel de la cual se investiga procedencia y propiedad. Un fiscal dispuso que uno de los hampones regrese a las calles.

Nuevamente la actuación judicial marca dudas respecto a determinar si sus decisiones son realmente las acertadas. Es que a mediados de semana se produjo la detención de dos peligrosos hampones. Fueron descubiertos in fraganti por uniformados cuando pretendieron asaltar a una mujer, a través de la modalidad arrebato. Se escaparon, fueron apresados, uno tenía un revólver.
De los dos, sólo el sujeto armado fue detenido mientras que su acompañante fue liberado por el fiscal de turno. Ya no tan increíble pero siempre preocupante por la facilidad con que los delincuentes entran y salen de la cárcel.
 
EL CASO 
El miércoles por la noche, integrantes de la comisaría Sexta  Metropolitana patrullaban por inmediaciones del polideportivo Jaime Zapata cuando observaron a dos sujetos en una moto negra que se acercaron a una joven para intentar sustraerle la cartera, no logrando su cometido huyeron hacia el barrio San Cayetano.
Al ser testigos de este intento de robo, inmediatamente los empleados policiales iniciaron el seguimiento de estas personas, a quienes divisaron a una cuadra del colegio secundario 33.
Se acercaron a ellos y cuando los efectivos se identificaron, los individuos aceleraron la marcha, emprendiendo la fuga que los llevó por varias calles de la zona.
Los uniformados no aflojaron y, lejos de cesar en su labor cotidiana, volvieron a ponerse a la par de los motociclistas, logrando detenerlos en San Bernardo y Dobrizhofer.
Allí procedieron a identificar a los sujetos, uno de 21 años y el otro de 24, quienes se desplazaban en una motocicleta Motomel Blitz de 110 cilindradas, negra, de la cual no poseían documentación que acredite propiedad ni procedencia.
Asimismo, frente a un testigo hábil, el conductor hizo entrega de un revólver calibre 38, pavonado oscuro, Tanque, con capacidad de seis alveolos, que contenía un cartucho. Por ello se procedió al formal secuestro del arma de fuego, la motocicleta y al traslado de los detenidos a la unidad policial.
UNO Sí, EL OTRO NO
Consultado con la fiscalía en turno, se dispuso la notificación de aprehensión al joven de 24 años, por supuesta infracción al artículo 189 bis y que su acompañante sea identificado en la misma causa, permaneciendo en libertad. 
En los últimos cuatro meses, personal del Servicio Externo consiguió quitar de las calles un total de siete armas de fuego, de diferentes calibres, demostrando la gran labor y profesionalismo que el grupo de motoristas lleva adelante diariamente, patrullando las 24 horas del día en todo el ámbito de su jurisdicción.
Si bien la magistratura actuante seguramente enviará algún comunicado de prensa explicando los motivos legales en que se apoyó para liberar a uno de los dos motochorros, se robustece la idea de que el delincuente actúa sabiendo que la Justicia no los castiga como merecen.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :