se trata de la Guardia Comunitaria Whasek

Pueblos originarios habrían formado una fuerza paramilitar


Esta nació con el objetivo de la defensa indígena wichí; se aclara que no es un ejército armado, sino una comunidad organizada. Aclararon que no los representa ningún sector político y no forman parte de ninguna organización social.

La Policía del Chaco ha tomado conocimiento que en El Sauzalito se están convocando personas pertenecientes a los pueblos originarios de la etnia wichi, con la finalidad de formar una fuerza paramilitar.
El pasado 30 de enero, por una orden de sus principales referentes, caciques más importantes y respetados de la comunidad de esa localidad han decidido por amplia mayoría crear la guardia Whasek.
Esta era integrada por los caciques Amancio Reinoso (El Sauzalito), Mario Tolaba (paraje Tres Pozos) y Cirilo Mansilla (paraje El Vizcacheral), entre otros integrantes.
Se supo que mediante la ordenanza municipal 951/18 se reconoce a la Comisión de Caciques, presidida por el ciudadano Ariel Fabián, con domiciliado en El Sauzalito, quien lleva adelante las gestiones y presentaciones de los escritos ante las autoridades del gobierno provincial.
 
UN POCO DE HISTORIA
El pasado 31 de diciembre, el jefe de la comisaría de esa localidad mantuvo una reunión con los caciques Mansilla y Tolaba, aduciendo que se alejaban de este proyecto por malos manejos del cacique Amancio Reinoso, argumentando que constantemente realizaba planteos de iniciar trabajos en la localidad como control de rutas, colaboración con las fuerzas de seguridad, entre otras, demostrando de esta forma no respetar y aguardar los tiempos necesarios hasta la legalización de la guardia.
Trascendió que se había dialogado en una oportunidad con el intendente Alcídes Pérez, la jueza de Faltas local Sandra Noemí Pérez y el jefe de la comisaría del pueblo.
El mencionado Fabián había manifestado en una oportunidad que habló con quien fuera ministro de Seguridad Juan Carlos Barsesa, a quien le solicitó instructores policiales para la capacitación de los ciudadanos que componen este proyecto, como asimismo con el actual intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, a quien le solicitó un móvil para las recorridas.
 
PREPARATIVOS
Se vienen observando hace días que en la propiedad privada del ciudadano Amancio Reinoso a un grupo de 50 a 70 personas aproximadamente que realizan prácticas similares a los de una formación policial. 
Es dable destacar que conforme la ordenanza municipal 952/18, el Concejo sancionó un reconocimiento e interés municipal sobre la creación de la guardia comunitaria y cuerpo de bomberos, tanto para esta localidad, como de Wichí-El Pintado y parajes importantes que comprenden ambas jurisdicciones policiales.
Esto no significa que de parte del municipio haya una posibilidad de aprobar la creación del mismo, en virtud a que no cuenta con recursos materiales ni económicos para solventar los gastos, sumado a esto gastos de capacitación, indumentaria, racionamiento, entre otros pedidos que presento Ariel Fabián ante el mandatario municipal, quien posteriormente les notificó personalmente a la comunidad wichí que la comuna no cuenta con fondos para invertir en citado proyecto.
Este grupo de ciudadanos posee uniformes de campaña similar a las de un ejército militar, se concentran en la propiedad privada del cacique Amancio Reinoso, donde efectúan reuniones y prácticas. Todo ello fue puesto en conocimiento el pasado 3 de enero al entonces jefe de Policía, Ariel Alejandro Acuña, quien había manifestado que iba a poner en conocimiento al ministro de Seguridad y que posteriormente daría las directivas referentes a la situación. Asimismo se informó al entonces director de Zona Interior de Castelli, Ángel Alfonso Domínguez.
Se destaca que hasta el momento no se han registrado novedades referentes a este grupo, como tampoco se han recibido escritos de la comunidad, que hayan sido molestados o perjudicados por estos.
Además este grupo de la comunidad wichí estaría trabajando de la misma manera en forma conjunta con otros de Misión Nueva Pompeya y Wichí-El Pintado.
La intención es contar con guardias comunitarias en todas estas localidades.

Un llamativo comunicado
A través de la página clajadep.lahaine.org, se emitió un comunicado el pasado 7 que dice lo siguiente: 
«Hacemos saber de la incorporación de más hermanos y hermanas wichí a nuestra guardia comunitaria Washek. Lo que hace pues que hoy seamos ya un número considerable que en palabras del blanco suele denominarse ejército.
A lo largo del tiempo, hermanos y hermanas de otras geografías y calendarios han intentado con distintas armas y herramientas, frenar las políticas aniquiladoras de los estados hacia los pueblos indígenas. Vimos pues que las leyes, los tratados, las personerías jurídicas etcétera, sólo buscaban una cosa, dejar que en última instancia sea un juez, nunca un indígena el que defina lo justo, lo correcto. Y luego entonces dos caminos; la aceptación o el desacato. Nosotros proponemos otra cosa: Que en nuestras tierras sea el Estado y los privados u ajenos los que acaten nuestra justicia comunitaria. Los jueces aquí son la tierra y nuestros ancianos quienes la cuidan y defienden, Nosotros, la guardia comunitaria indígena».
Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :