AYER

El gobernador visitó un albergue y dialogó con familias evacuadas

Se trata de la Escuela 274, ubicada en villa Pegoraro (Resistencia), donde aseguró que la prioridad es la asistencia alimentaria y sanitaria; «queremos que la gente sienta que no está sola», afirmó y reiteró la importancia de avanzar con obras hídricas.

El gobernador Domingo Peppo recorrió ayer la Escuela 274, ubicada en villa Pegoraro de Resistencia, establecimiento que funciona como albergue transitorio para familias inundadas de esa zona de la capital provincial.
El gobernador aseguró que la prioridad es la asistencia alimentaria y sanitaria como primera medida para atender a las personas afectadas al tiempo que volvió a reiterar en la importancia de concretar obras hídricas estructurales que mitiguen el impacto de las abundantes lluvias como la del sábado último.
El mandatario indicó que en el Gran Resistencia la situación mejorando y que entre la tarde del domingo y este lunes hubo familias que ya volvieron a sus viviendas. 
«En Resistencia trabajaremos en el acompañamiento a sus hogares, pero el interior todavía está muy complicado», manifestó.
El gobernador indicó que son 12 las localidades con «situaciones muy graves» e informó que en La Clotilde se rompió la defensa y se encuentra inundada.
También indicó que en Presidencia Roque Sáenz Peña todos los barrios están con agua, excepto el casco céntrico y que con las intervenciones que se hicieron en La Tigra para reforzar la defensa, la situación mejoró levemente. 
En paralelo, comentó que en la ruta 16 pasó el agua por sobre la capa asfáltica, pero que el tránsito se encuentra habilitado en tanto que en la ruta 6, en el tramo que va de Las Breñas a San Bernardo, sí se encuentra interrumpido el paso vehicular.
«Es un hecho histórico, nunca el agua pasó el agua por ahí y ahora está cortado», añadió.
Peppo hizo hincapié en las extraordinarias lluvias que ponen a la provincia en estado permanente de emergencia. 
«Desde enero hasta ahora hemos trabajado mucho en la limpieza de los canales. Eso alivia en parte, pero la dimensión de esta lluvia hizo que supere todo lo que estaba previsto», subrayó, citado posteriormente en un parte de prensa oficial.
Por otra parte priorizó garantizar acompañamiento a las familias afectadas. «Queremos que la gente sienta que no está sola. Estamos brindando asistencia alimentaria, sanitaria y contención de manera directa», ponderó para luego indicar que posteriormente se debe trabajar en la recuperación de las viviendas y sobre todo en el sector productivo que se vio ampliamente afectado.
 
«Reconstrucción»
El gobernador informó que se trabaja articuladamente con el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil (Sinagir), al que se elevó un informe acabado sobre la situación que atraviesa el Chaco y las acciones que se vienen implementando desde el gobierno provincial. 
«Llevamos gastados más de $100 millones», ponderó, al tiempo que remarcó la importancia de trabajar en las cuestiones de fondo que permitan «la reconstrucción de la provincia».
Así, recordó que en la Cámara de Diputados se encuentran dos proyectos de créditos que deben ser aprobados para dar curso a las inversión autorizadas por el gobierno nacional. 
«Si bien son obras que llevan su tiempo, en algún momento tenemos que hacerlas porque si no nos vuelve a pasar cada año lo que nos pasa», sostuvo

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :