Continúa el alerta en el norte y centro del país por la langosta sudamericana

Como pronosticó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), desde junio, la Argentina está siendo afectada por una nueva invasión de mangas de langostas provenientes de la República del Paraguay.
El alerta de la situación fue posible debido a la comunicación permanente que mantiene el Programa Nacional de Langostas y Tucuras del Senasa con el servicio sanitario del país vecino, en el marco del Plan Regional de manejo de la plaga, junto al Paraguay y Bolivia.
El viento norte provocó el movimiento de las mangas, que entraron por Formosa, avanzaron hacia el Chaco y, finalmente hasta Santiago del Estero, provincia con mayor afectación en este momento.
Desde la emisión del alerta, se activaron todos los canales de comunicación y el Senasa coordina junto a los actores intervinientes las tareas a seguir ante la contingencia y emergencia actual.
Las acciones son definidas juntamente con los gobiernos provinciales y el sector privado en el marco del Comité Nacional de Crisis, creado oportunamente.
Asimismo, se desplegaron equipos de trabajo en las áreas afectadas que realizan la vigilancia, seguimiento y control de la plaga de manera ininterrumpida, junto a las provincias y los productores.
Se destaca que las langostas, en este estadio de adultas, tienen gran capacidad de vuelo y forman mangas, siendo de complejo control, ya que requiere que estén dadas una serie de condiciones. Las mangas de langosta se desplazan durante el día, y se asientan a la tarde-noche, ya con poca visibilidad.
El rango de tiempo en los que se pueden ejecutar los tratamientos es muy breve y suele darse en lugares de difícil acceso. Para realizarlos, se evalúa minuciosamente el impacto en la zona que pueden tener los mismos y se realiza previamente un relevamiento de la existencia de cursos de agua, colmenas, población, etcétera.
 
INTERVENCIONES EN EL CHACO Y SANTIAGO
Hasta el momento se realizaron tratamientos en un total aproximado de 1.500 hectáreas, junto con los productores y gobiernos provinciales del Chaco y Santiago del Estero. Si bien estos controles han disminuido la plaga, el nivel poblacional de langostas continúa siendo alto, ya que al menos seis mangas han ingresado desde el Paraguay.
Por ello, es necesario continuar e intensificar las acciones de control, para disminuir la población de langostas y la cantidad de hembras que iniciará la postura de huevos próximamente.
En este sentido, es importante recordar que el productor es responsable de controlar la presencia de langostas en sus campos y debe dar aviso en forma obligatoria al Senasa ante la detección de la plaga.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :