el yerno de la víctima es el único imputado

Comenzó el juicio por el asesinato de la docente de Sáenz Peña

El pasado martes, en la Cámara Primera en lo Criminal de Sáenz Peña, dio inicio el juicio que se le sigue a Cristian Sauco, único imputado por la muerte de María Norma Ferreyra Segovia (78), quien fuera encontrada sin vida, con múltiples golpes y maniatada, el pasado 11 de octubre de 2018 dentro del baño de su vivienda, en el barrio Belgrano.
En sala unipersonal a cargo del juez Rodolfo Lineras, asistido por la secretaria Marcela Janiewcz y en presencia del fiscal subrogante Carlos Rescala, los abogados Walter Silva, por una de las hijas de la víctima, y Mario Piccoli en representación del imputado, prestaron declaración las hijas de la víctima Mariela y Natalia Segovia.
Se leyó la requisitoria de elevación a juicio en presencia del imputado, quien se abstuvo de prestar declaración, por lo que se incorporó por lectura los dichos de Sauco, publicó el portal La Red Noticias.
A su turno las testigos, hijas de la víctima, habían solicitado previo al inicio del juicio a través de su abogado prestar declaración sin la presencia del imputado en sala, por el vínculo y la relación con el mismo y que podría distorsionar la declaración sobre todo de Mariela Segovia, esposa de Sauco.
Este pedido fue analizado por las partes y el juez Lineras consideró que «tenía que prevalecer el derecho a la salud de la testigo, teniendo en cuenta la situación de vulnerabilidad de las personas (testigos) más allá de la su mayoría de edad»; pero además, el juez destacó que «estaba garantizada la legítima defensa por la presencia de su abogado».
Mariela Segovia, una de las principales testigos del caso, ya que es una de las hijas que trabajaba con su madre, relató en detalle cómo era la vida de la señora, su relación con ella y con su yerno y todo lo que recordaba de los días previos a la muerte de Mary Ferreyra. Hizo lo propio su hermana Natalia y ambas coincidieron en sostener que al menos dos personas del barrio habrían visto a Sauco horas previas al día en que habría fallecido la docente jubilada.
Uno de esos testigos incluso lo vio con una peluca (se recuerda que la persona que ingresó a la vivienda de la jubilada estaba disfrazada y tenía una peluca). Estos datos fueron tomados en cuenta por el juez y el fiscal de Cámara y serán citados como nuevos testigos en la causa.
Fue desgarrador el momento que la testigo contó cómo encontró a su madre: «La vi de espaldas, con sus pies para afuera, vi sangre y mucha agua, todo el agua del tanque cayó sobre ella toda la noche, yo la quería sacar de la bañera y no me dejaron. Después me dijeron que no presentaba signos vitales»».
Mariela manifestó en sala que hasta ese momento no creía que el (Sauco) haya cometido semejante atrocidad, «el delito de homicidio no es suficiente», dijo al recordar que su madre siempre lo defendía a su yerno a pesar que en varias oportunidades le faltó dinero y ella sabía que el hombre algo tenía que ver. «Ella lo defendía», aseguró. La próxima audiencia se llevará adelante el 3 de septiembre, a las 16.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :