hasta después de las elecciones

Por ahora no habrá desalojo en el ex predio del Ejército

De común acuerdo entre la Justicia Federal, el Comité Provincal contra la Tortura y la Subsecretaría de Derechos Humanos, se suspendió la medida que se efectuaría hoy. Luego del domingo habrá que ver cuándo llega la orden que se retiren.

Fue suspendido el desalojo de los okupas del ex predio del Ejército Argentino en el sur de Resistencia. Por al menos después de las elecciones, los usurpadores podrán seguir allí hasta que se cumpla la orden federal que se vayan del inmueble ajeno.
Ayer trascendió que ante un pedido del juzgado federal del doctor Enrique Bosch, el Comité Provincial contra la Tortura y la Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia, se decida posponer la medida que obligaría a que decenas de personas abandonen ese extenso terreno de 36 hectáreas, hasta al menos entre 8 a 10 días, es decir después de las elecciones y de manera tal que nadie pague el costo político de hacer cumplir algo que es totalmente legal.
De hecho, ayer se reunieron el titular del Comité, Alejandro Armoa, y Gladys Soto, funcionaria de Derechos Humanos, a fin de ponerse ambos al tanto de la resolución judicial de frenar el desalojo que debería efectuarse hoy.
La posibilidad de algún enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad, que serían Gendarmería Nacional con apoyo de la Policía del Chaco, contra los usurpadores, fue el argumento esgrimido por Soto, al explicar el motivo oficial de suspender el desalojo.
Se tuvieron en cuenta que en ese vasto predio que antes pertenecía al Ejército Argentino, ubicado entre las avenidas Castelli, Rodríguez Peña, Lynch Arribálzaga y España, hay niños y madres solteras, muchas de ellas obligadas a irse de sus hogares por presuntos casos de violencia de género y otras por no poder afrontar el pago de alquileres.
De todas formas, no hay que olvidar que desde la semana pasada se sabe que existe una orden federal de abandonar ese lugar y es algo que no cambiará en una semana, la medida se efectuará, cueste lo que cueste.
Pero, al menos, ya habrá terminado el proceso eleccionario y nadie pagará el costo político de alguna medida represora que pueda suceder en el momento del desalojo, situación violenta que solo sucederá si hay resistencia de parte de los okupas.
MENOS GENTE
Pero si algo distinto se vio ayer en este sector fue que no hubo manifestaciones. Entre el lunes y martes se produjeron cortes con quema de cubiertas y ramas, y la consecuente interrupción del tránsito.
En este caso, ayer no pasó nada y se observó algo llamativo: hay menos gente en el terreno. Se sabe que muchos optaron por salir voluntariamente, pero había quedado un grupo menor que el miércoles no se le encontró.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :