HABRÍA MÁS DETENCIONES

Red de venta de bebés trabajaría en el microcentro de Resistencia

La aprehensión de un pediatra de un conocido sanatorio y de un ginecólogo del Perrando son parte de una tarea policial que pretende descubrir si existe una banda. Todo se descubrió a partir del caso de la mujer que entregó a su hijo a una brasileña.

El caso de la mujer que entregó a su bebé recién nacido a otra femenina, y por el cual hay cuatro detenidos, sería el primer paso de una investigación abierta sobre presunto tráfico de niños en Resistencia. De hecho, entre los arrestados hay dos profesionales de la salud que prestan servicios en un sanatorio y en el hospital Perrando, según consignaron fuentes policiales a LA VOZ DEL CHACO.
Las pesquisas, a cargo de personal del Departamento Investigaciones Complejas, permitieron esclarecer un caso de desaparición de persona que derivó en algo mucho peor: el tráfico de menores de edad. La Fiscalía 5 de la doctora Nélida Villalba intervino en el caso.
Pero no terminaron allí las cosas: apresaron a dos mujeres, una de ellas de nacionalidad brasileña y a dos hombres, ambos profesionales. Hay presunción de que se trate de una organización que oficiaría de intermediaria para el traspaso de recién nacidos, de la madre a otra mujer o familia. No descartan que haya dinero de por medio.
No es seguro que sea el caso de María Rebeca Dos Santos, la joven embarazada de Isla del Cerrito que era buscada desde el sábado y que la encontraron el domingo, a horas de haber dado a luz un niño, pero que no lo tenía más, sino que lo entregó a una brasileña.
La labor policial fue efectiva al punto de dar con la joven madre, junto a un remisero (que es investigado pero no detenido), dos mujeres mayores de edad y dos adultos.
 
LAS SOSPECHAS
El tema pasa ahora por la forma en que esta madre decidió dar su hijo, recién nacido. La cuestión llevará unos días ya que María Rebeca se encuentra recuperándose del parto reciente. Mientras, se espera que designe algún abogado que la represente, ya que se sospecha que la entrega de su hijo haya sido pactada, todo dentro de un marco de ilegalidad.
La mujer había dicho que perdió al bebé, que estuvo internada en el sanatorio Güemes, pero después se comprobó que era mentira. No se sabe si el padre biológico de la criatura, un agente policial, tuvo conocimiento del caso.
La causa en principio se caratuló como supuesta desaparición de persona, luego de una ardua búsqueda del personal del Departamento Investigaciones y otras unidades policiales, se pudo tomar razón que la ciudadana Dos Santos se encontraría a bordo de un automóvil Fiat Palio gris, remís de la empresa Lavalle y conducido por el ciudadano Cristian B., de 43 años, domiciliado en el barrio La Loma de Barranqueras, quienes se dirigían hasta Isla del Cerrito. La chica había tomado el remís en la base de la empresa, por lo que no hay sospechas en torno al chofer, quien declaró y quedó libre.
 
EL RESTO
Ahora, la situación cambia en el resto de los detenidos: se supo que la mujer que fue descubierta con el bebé ajeno es brasileña. Se desconoce aún cómo se relacionó con la joven María Dos Santos.
Y los dos hombres presos son un pediatra de un muy conocido sanatorio ubicado en pleno microcentro de Resistencia y un ginecólogo que prestaría servicios en el hospital Perrando.
Desde la Policía informaron que estos serían una parte de un grupo de personas, entre ellas enfermeros y más médicos, que se dedicarían a la venta de recién nacidos, aprovechando la situación de vulnerabilidad de las madres.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :