enorme cantidad de robos en los últimos días

En Sáenz Peña ya ni se puede salir a la vereda debido a la delincuencia

La segunda ciudad del Chaco compite con Resistencia, cabeza a cabeza, en cuál es la más insegura. Este fin de semana hubo numerosos episodios, muchos de ellos violentos y a plena luz del día. No hay respuestas para este drama.

El sábado al mediodía, una mujer fue asaltada a punta de arma de fuego en la vereda de su casa, en momentos que había salido a esperar un auto que pasaría a buscarla. Ocurrió en el barrio Mariano Moreno de Sáenz Peña.
La víctima (31) denunció en la comisaría Primera que a las 11.45 salió a la vereda de su casa, aguardando a que la pasaran a buscar en automóvil.
En ese momento llegaron dos delincuentes a bordo de una motocicleta de 110 cilindradas, quienes se le acercaron y el acompañante descendió rápidamente en dirección a la damnificada, diciéndole «calláte no digas nada y dame lo que tenés», mientras el conductor del rodado sacó de sus prendas un arma de fuego.
Con el tremendo susto, la señora hizo entrega de su billetera conteniendo los documentos de sus hijos, los carné de obra social de los niños, tarjetas de crédito y débito, como así también su teléfono celular marca Samsung modelo J7 dorado y la suma de $500. 
Luego de perpetrar el atraco, los delincuentes emprendieron rápida huida por calle 51 hacia el este. Afortunadamente, la mujer no resultó lesionada, publica Periodismo 365.
 
ATAQUE AL COMERCIANTE
Casi en simultáneo, un hombre fue asaltado por dos motochorros. Interceptaron a un comerciante que también circulaba en una moto, uno de ellos descendió y tras tomarlo del cuello le revisó todos los bolsillos hasta encontrar dinero. Luego se dieron a la fuga. Ocurrió el sábado a las 11 en calle 1 y 18.
La víctima (56) denunció en la seccional Segunda que circulaba en su motocicleta de 110 cilindradas por avenida 1 en sentido este-oeste, y al llegar a un lomo de burro ubicado en intersección con calle 18, dos delincuentes que circulaban en otra motocicleta de mayor cilindrada, frenaron a su par, y uno de ellos se bajó rápidamente del rodado y lo tomó violentamente desde atrás por el cuello.
El hombre no pudo observar si el hampón tenía algún arma, pero este le exigió que le entregue sus pertenencias, comenzando a revisarle todos sus bolsillos, sacando desde el trasero derecho de su pantalón de jeans la suma de $3.400 discriminados en varios billetes. 
Posteriormente se dieron rápidamente a la fuga por avenida 1 en dirección hacia el oeste, perdiéndose de vista. Agregó que uno de los delincuentes tenía gorra, no recordando otras características. Afortunadamente el comerciante no resultó lesionado en el incidente.
 
HASTA EL INODORO
El tradicional Club Juventud Unida, ubicado en el barrio 1 de Mayo fue visitado por delincuentes que se llevaron todo el cableado de la instalación eléctrica de los vestuarios y hasta los inodoros de los baños.
El ilícito fue descubierto por la presidenta de la entidad, quien denunció en la comisaría Segunda que en horas de la mañana del sábado, alrededor de las 10, constató que ladrones ingresaron al club ubicado en calle 19, entre 22 y 26.
Desde sustrajeron los inodoros blancos de dos edificios que funcionan como vestuarios y baños, también robaron la instalación eléctrica de los mismos y provocaron daños en una ventana del vestuario local y en una puerta en el muro perimetral sur. Se labró acta de constatación en conjunto con la División Criminalística.

La ola de atracos violentos es a cualquier hora y lugar, nadie se salva
Dos delincuentes empujaron violentamente a un hombre cuando circulaba en una costosa bicicleta por el casco céntrico de Sáenz Peña. El ciclista cayó pesadamente al suelo y los ladrones se fueron con el rodado, dejando tirado a su víctima.
Sucedió a las 18.30 en calle 28 y 23 del centro saenzpeñense. Un hombre (29) circulaba en su bicicleta Raptor Tomaselli, rodado 26", de 21 velocidades, verde y negro, por avenida 28, cuando al llegar a la 23 fue interceptado por dos ladrones, quienes le sustrajeron la bicicleta empujándolo violentamente y provocando su caída. Por el robo no resultó lesionado.
 
ESTUDIANTE ATACADA
Ocurrió a plena luz del día del jueves. Una menor de edad fue asaltada cuando esperaba el colectivo urbano en el barrio Yapeyú. Un violento delincuente la amenazó de muerte y le sustrajo todas sus pertenencias.
Efectivos de la comisaría Cuarta tomaron la denuncia de un vecino del barrio Yapeyú, quien manifestó que el pasado jueves a las 15.30, su hija (16), estudiante, fue a la parada de colectivo urbano ubicada en calle 33 entre 36 y 38, siendo increpada por un solitario y violento ladrón que la amenazó diciéndole: «Entregame todo o te mato».
La jovencita hizo entrega inmediata de una mochila conteniendo una toalla naranja y un short de jeans, también un teléfono celular Samsung modelo J4 Plus dorado con carcasa negra y otras pertenencias. Luego huyó a pie sin lesionar a la víctima.
 
NI MATE SE PUEDE TOMAR
Sucedió en la zona universitaria. Dos señoras que tomaban mate en la vereda fueron sorprendidas por dos delincuentes que en cuestión de segundos les sustrajeron sus teléfonos celulares.
Dos hermanas, una de ellas (59), tomaban mate en la vereda de su casa en el barrio Belgrano a las 20.:30 del jueves, cuando llegaron dos delincuentes en una motocicleta de 150 cilindradas, y uno de ellos descendió y sin exhibirles ningún tipo de armas les sustrajo a cada una sus teléfonos celulares, uno de ellos Samsung J7 negro, pantalla táctil, con tarjeta de memoria externa; y el otro que no recordaba características. 
Se desconoce la presencia de cámaras de seguridad en la cuadra donde ocurrió el robo y las víctimas no resultaron lesionadas. Intervinieron efectivos de la comisaría Segunda.
 
DESVALIJADO
Un ingeniero denunció en la seccional Segunda que el sábado salió de su departamento unos minutos y al regresar su concubina se encontró con la puerta forzada y que faltaban $10 mil en efectivo, joyas, perfumes y relojes varios, y también una notebook.
En la siesta del sábado, delincuentes ingresaron al céntrico departamento de un ingeniero agrónomo (33) y se alzaron con todo lo que pudieron. 
El profesional había salido por aproximadamente 45 minutos, quedando el inmueble sin ocupantes, y al regresar su concubina a su domicilio encontró el portón abierto y la puerta con la cerradura forzada, constatando que le sustrajeron una notebook Lenovo, de 15 pulgadas, negro; cuatro relojes pulsera, tres de dama y uno de hombre, no recuerda marcas; joyas de oro varias, y $10 mil en efectivo discriminados en billetes de $500 y $100, además de perfumes. Aclaró que los departamentos no poseen cámaras de seguridad ni tampoco alarmas.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :