Carreras con el foco puesto en la reactivación de la obra pública y viviendas


Juan Manuel Carreras es uno de los jóvenes profesionales que acompañaron a Jorge Capitanich como funcionarios en el municipio de Resistencia. Y también lo harán a partir del 10 próximo en su tercer mandato como gobernador en un cargo estratégico: el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos.
«El proyecto principal es terminar el tendido de 132 kilovoltios entre Puerto Bastiani y Puerto Vilelas, que en realidad tiene obras de distribución de media y baja tensión. Tenemos un 80% de avance, necesitamos unos $500 millones para concluir la obra, que es prioritaria», explicó Carreras, en diálogo con LA VOZ DEL CHACO. 
Por otro lado, anticipó que existen proyectos y se gestionará financiamiento para llevar adelante 500 kilómetros de caminos y la vital obra del Segundo Acueducto del Interior, cuya conclusión demandaría entre USD90 millones y USD100 millones. Pero también se proyecta una gran inversión para una ciudad sanitaria que incluya al hospital Perrando en lo que demandaría una inversión cercana a los $20 millones, en donde se pretende mejorar la infraestructura del laboratorio.
Comenzamos una priorización de proyectos. La terminación del acueducto del interior, con vialidad provincial, unos 500 kilómetros. Es decir, 250 en el impenetrable, 100 de acceso a pueblos que hoy tienen todavía su acceso sin pavimentar. La terminación de la ruta 1, de la autovía.
 
-¿La culminación de la autovía de la ruta 11 será una de las obras a finalizar?
-Sí. Sin duda, hoy está en un 35% de avance, es un proyecto que requiere de una inversión, aproximadamente, de $2.800 mil millones. Se ha tenido muchos saltos. Hoy está en manos de vialidad nacional, así que, vamos a iniciar prontamente las gestiones porque es proyecto prioritario. Esa obra, la verdad que ha tenido una demora que es difícil de explicarle a la ciudadanía. Hoy, tenemos el compromiso de finalizarla tal y como estaba prevista porque es el acceso al área metropolitana. Es prioridad.
-Sin hacer futurología, pero las prioridades también están centradas en terminar la autovía de Makallé a Sáenz Peña. 
-Sí, por supuesto. Son proyectos que siempre están en cartera. Hoy, Makallé-Sáenz Peña está a nivel de anteproyecto, pero eso se puede finalizar rápidamente. Esto se necesita para que  el proyecto llegue al ejecutivo y conseguir financiamiento, que entendemos de la mano de Alberto Fernández, va a ser mucho más sencillo.
-Sobre el Ministerio de Infraestructura recae una presión importante centrada en la reactivación de la obra pública.
-Por supuesto. A partir de ahora mismo. La idea siempre fue, desde que Jorge Capitanich empezó a trabajar las cadenas de valor, la construcción es el principal dinamizador del empleo. Y queremos recuperar el nivel de empleo que teníamos en diciembre-noviembre de 2015. Hoy, la Uocra tiene registrado menos de 2.500, antes estaba por encima de los 15 mil. Ese es el impacto real de las políticas del macrismo.
-Hay versiones de que hay proyectos que van a apuntar a las viviendas. En el Chaco, ¿ya están articulando estos tipos de proyectos para la provincia?
-Sí, por supuesto. Quien está encargado del instituto de vivienda, va a tener la ardua tarea de buscar estos mecanismos de financiamiento y las distintas formas para poder acceder. Nosotros entendemos que la sociedad está segmentada en los distintos estratos económicos pero que, la necesidad del acceso a la vivienda es común a una gran mayoría. No solo quien carece de recursos. Tenemos mucha clase media que no accede a una vivienda propia por los altísimos costos que todos conocen. Hoy el acceso a la disponibilidad de suelo en una ciudad como Resistencia, es muy complejo. 
Se están trabajando distintos mecanismos de financiamiento que contemplan: mecanismos de subastas, ahorro previo y demás. Todo esto es el gran dinamizador y el Ministerio de Infraestructura, va tocando de todos lados.
-¿Es muy importante la creación del Ministerio de Vivienda que está por realizar Alberto Fernández?
-Es central. Está mostrando un cambio en la perspectiva y en la visión de la Argentina. Hoy tenemos un déficit de 28 mil viviendas en el Chaco. Y esa es la meta. 
Y tener una referencia a nivel nacional como la aquitecta Bielsa, la verdad que el panorama es espectacular. 7 mil viviendas por año es el objetivo que ha trazado el gobernador Capitanich.
-¿A través de qué operatoria se podrían canalizar estas viviendas?
-Eso puntualmente lo estará trabajando el futuro presidente del Instituto. Existen los fondos, hay que incentivar un fondo de recupero. Lo que se pueda obtener con otros mecanismos de financiación. Apalancamientos con el banco del Chaco, créditos hipotecarios… Se están trabajando en distintas medidas para lograr un volumen financiero interesante y que tenga sustentabilidad.
Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :