Derecho a la salud

Francesca perdió turnos en Boston por incumpliento del Insssep


La pequeña niña de La Tigra debía continuar su tratamiento por una cardiopatía congénita, a partir del 2 pasado. Sin embargo, la obra social provincial volvió a desoír a la Justicia y no giró los fondos necesarios.  

La de la familia Molnar es una larga lucha no solo con la rara enfermedad de su pequeña hija, una cardiopatía congénita, sino también con el Insssep y por ende la provincia, que desde el primer momento se negó a costear el complejo tratamiento que la niña necesita y que sólo se realiza en Boston Children’s Hospital de los Estados Unidos. Por esto tuvieron que recurrir a la Justicia en reiteradas ocasiones, la primera para poder intervenirla quirúrgicamente el año pasado, y ahora para continuar el tratamiento. 
Sin embargo a pesar de las disposiciones judiciales, la obra social provincia continuó incumpliendo las mandas, y ante esto Francesca perdió su turno el pasado 2. 
Edgar Molnar, papá de Francesca, en comunicación con Radio Facundo Quiroga, explicó el nuevo round que deben encarar para poder asegurar la salud de la pequeña: «Teníamos un turno programado para el 2 de diciembre en Boston (Estados Unidos), para continuar con el tratamiento que necesita Francesca, tenemos una medida cautelar que dictó el Juzgado Laboral 4, a cargo del juez Fabián Amarilla, y lamentablemente el Insssep está incumpliendo esta medida, y no está acatando la orden judicial y lamentablemente perdimos los turnos que teníamos programados, y ahora tenemos que esperar que se depositen los fondos para poder sacar turnos nuevamente», explicó y dimensionó: «Todo esto está poniendo en riesgo la continuidad y la salud de Francesca». 
 
injusticia 
Más adelante, Molnar destacó: «Nuestros abogados están trabajando, pero hasta ahora, directamente no acataron la orden judicial, no hay respuesta ni cumplimiento, a pesar de que la Justicia le está diciendo que se haga el pago, el Insssep está incumpliendo esta medida cautelar, lo mismo la Provincia y la Nación, porque recordemos que este fallo lo hace solidario al Estado nacional y provincial».
«Pero la primera que tiene que responder es la obra social que tiene Francesca que es el Insssep. Esto nos está ocasionando un perjuicio porque tenemos que preparar todo, organizar, y no sabemos qué le va a pasar, es todo se descompagina por culpa que la obra social no acata la medida judicial», aportó, además el grado de incertidumbre de esta situación.
A su vez recordó que no es la primera vez que deben atravesar esta situación: «Lo mismo  nos pasó en 2018, la Justicia tuvo que intervenir y después de idas y venidas dictaminó lo mismo, y lamentablemente vamos a tener que recurrir a lo que la ley nos obliga, denunciar a las autoridades que correspondan para que se investigue porque lamentablemente esto no puede ser así. Hay leyes y hay que respetarlas, nosotros somos muy respetuosos  y hacemos todos los trámites que tenemos que hacer, nos dirigimos siempre de manera correcta y creemos que de la misma manera deberían comportarse las autoridades, que nos representan, para eso son elegidas».
«Estamos respetando todos los plazos que corresponden, pero es injusto que siempre nosotros respetamos todo, hacemos todas las cosas bien, dando el tiempo que corresponde y siempre la obra social está despreciando la vida de nuestra hija, y como siempre, no entendemos porque actúan de esta manera», se quejó. «Si no nos queda otro recurso vamos a tener que accionar judicialmente hacia las autoridades, además del Instituto, porque no puede ser que siempre nuestra hija tenga que estar sufriendo lo que a ellos se le ocurre», aseveró.
 
sin campaña 
La solidaridad a su vez juzgó un papel importante en esta historia, ya que los padres realizaron una fuerte campaña instando a la sociedad acompañar a la pequeña con una recolección de fondos. No obstante, Molnar explicó: «Nosotros preferimos cortar la campaña y esperar que esta medida cautelar cubra lo que tiene que cubrir, porque la vez pasada tuvimos que poner fondos nuestros para poder viajar, alojarnos y es injusto que lo que le corresponde a la obra social, a la Provincia hacerse cargo, tener que pedirle a la gente en estos momentos tan difíciles que está pasando la Argentina, en la que todos estamos aportando, nos cobran los impuestos, aportamos para la salud, la educación». 
«Siempre me pregunto quién es el garante de la salud en la Argentina y en el Chaco, por qué no se habla de los derechos de los discapacitados y las personas que padecen enfermedades pocos frecuentes, y es el Ministerio de Salud, el Estado nacional y el provincial», recordó.
Al momento de hablar del estado actual de la pequeña, su padre comentó: «Fran hace unos días se le colocó la vacuna que le corresponde, así que ahora está con un poco de fiebre, pero dentro de su cuadro está bien, puede medianamente llevar una vida normal, pero tiene que continuar con su tratamiento para que siga haciendo efecto, y pueda seguir gozando de este tratamiento que comenzó y que tiene que continuar para poder gozar de máxima salud, que es su derecho». 
«Recordemos que es una niña con discapacidad con una enfermedad poco frecuente, pedimos un informe al Ministerio de Salud de la Nación, que nos dijo que no hay registro de alguien al que se le haga este tratamiento en todo el país», dimensionó.
Con respecto al futuro del tratamiento aportó: «El hospital recién nos va a dar un turno cuando podamos girar el dinero, cuando hagamos la transferencia recién vamos a poder tener nuevos turnos».
 
Recuperación
Francesca Molnar (5) de La Tigra, desde que nació comenzó una inmensa batalla por su vida por un complejo cuadro de cardiopatía congénita que requería una intervención quirúrgica que sólo se realiza en el Boston Children’s Hospital de los Estados Unidos. 
Sin embargo, el Insssep consideró que la misma cirugía podía practicarse en otros hospitales del país como el Italiano. Ante esto  los padres de la niña impulsaron una medida cautelar ante la Justicia provincial que en primera instancia fue rechazada, pero que luego tuvo el visto bueno de la Cámara de Apelaciones por lo que se trabó un embargo a la obra social por el monto necesario para concretar la intervención. Al mismo tiempo, la familia impulsó una colecta solidaria a través de las redes sociales para recaudar los fondos que permitieran afrontar la costosa operación en suelo estadounidense.
La operación se practicó en septiembre de forma exitosa y su recuperación fue tal que la niña puede ahora realizar una vida prácticamente normal, y comenzó a asistir al  Jardín de Infantes 104 Santiago Allende de su localidad. «Fue una operación muy grande, tuvieron que desconstruir todas las operaciones que le hicieron en la Argentina, y le reconstruyeron el corazón de nuevo», comentó su mamá detalles de la intervención llamada conversión biventricular. «Le han arreglado el corazón de tal forma, que ahora ella sólo necesita una aspirineta por día. Antes tomaba diez píldoras», recordó.

Largo camino en busca de la salud
Fran nació con una cardiopatía congénita muy compleja, que consiste en  una transposición de los grandes vasos con inversión ventricular (l-tgv) e hipoplasia del ventrículo derecho (enfermedad poco frecuente que representa el 1% de todas las cardiopatías congénitas).
En noviembre de 2016, tuvo su cuarta cirugía de tipo paliativo a corazón abierto en la Argentina, permaneció durante más de 2 meses internada en terapia intensiva y estuvo en lista de trasplante cardíaco cuando, después de un cateterismo post quirúrgico, los médicos les informaran a los padres que «el corazón de Fran no estaba bien y que su hija presentaba síntomas de hipertensión pulmonar». Tomaba diez medicaciones diferentes para mantenerse estable, estaba anticoagulada y se alimentaba por sonda nasogástrica.
En agosto de 2017, gracias a la ayuda de muchas personas, su familia realizó la Campaña Solidaria #UnidosxFran, y pudo recibir atención en el Hospital de Niños de Boston, donde se le realizó un cateterismo intervencionista que le permitió mejorar su condición y disminuir la medicación, fue evaluada en profundidad  y determinaron que era candidata a una cirugía de Reconversion biventricular parcial. 
En octubre de 2018, por medio de una medida cautelar, se consiguió los fondos y se realizó la  intervención en el Hospital de Niños de Boston, respondió muy bien a esta cirugía y evolucionó favorablemente, disminuyendo la medicación a una aspirina diaria. «Después de toda esta lucha para mejorar su calidad de vida y conseguir el tratamiento que Francesca necesitaba, la Justicia chaqueña falló en contra de los derechos de la salud y la vida de nuestra pequeña, obligándonos a devolver a la obra social el dinero que se utilizó para el tratamiento en el Hospital de Niños de Boston, apelamos este fallo y estamos a la espera de una resolución», recordaron los padres.
A pesar de su recuperación, Francesca necesita una nueva intervención para continuar su tratamiento con su equipo médico en el Hospital de Niños de Boston que estaba programada  para el 2 pasado, para lo que se necesita USD36.690. «Vamos a seguir buscando todas las maneras posibles de lograr darle a nuestra hija el derecho de vivir dignamente y darle continuidad a su tratamiento con este hospital que salvó su vida y le dio esta segunda oportunidad a su corazón», afirmaron los padres.
Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :