Para contener su avance

Sarampión: instan a la vacunación masiva


El infectólogo Ernesto Iliovich cuestionó la inacción y escasa reacción del Estado nacional ante la aparición de la enfermedad y demandó medidas enérgicas.

La alarma regional por la reaparición del sarampión obliga a preguntarse de qué forma una enfermedad que estuvo erradicada en el país por casi 10 años, vuelve a ser una amenaza. 
Para responder este cuestionamiento, Radio Facundo Quiroga acudió al referente de la Sociedad Argentina de Infectología, Ernesto Iliovich, quien cuestionó en primera medida la desatención estatal de la salud en los últimos años, fundamentalmente en prevención. «La aparición de casos se entiende en la medida que se ha aflojado la presión de las vacunas, en la medida que no tenemos cubiertas a la población susceptible con las vacunas que son altamente efectivas», indicó el especialista, quien recordó que los primeros casos que se registraron en el país fueron importados, y dado a su gran contagio, se dieron los primeros casos autóctonos en Buenos Aires.
«Es un riesgo para nosotros y para todos los países de Sudamérica. Es una enfermedad muy contagiosa vinculada a las gotitas que uno elimina al hablar, toser o estornudar, es un contagio respiratorio, muy contagioso. Los médicos y el personal de salud no ha visto en los últimos años y algunos no han visto nunca casos de sarampión», dimensionó. 
Para poder contener el avance de esta enfermedad, fácilmente prevenible a través de la inmunización, el referente provincial consideró que «el Estado tiene que proveer la cantidad de vacunas que se necesita en tiempo y en forma y segundo que el sistema sanitario reaccione en conjunto enérgicamente, en regularizar la situación de inmunización de la población, una campaña en la que el Estado tiene que reaccionar con todo». 
«En todos estos años se ha dejado el trabajo en terreno como se conoce, que es recorrer casa por casa, y por supuesto desactivar todo tipo de campaña antivacunas que son totalmente perniciosas», aportó a las acciones que se deben encarar. Para el especialista se debe avanzar con una revacunación masiva, atento a que «para aquel que tiene las dosis, pero no puede corroborarlo, porque se perdió el carné o tiene constancia, no tiene ningún efecto adverso reiterar la aplicación, se llama buster, es un efecto de estímulo de la inmunidad», indicó. 
A su vez cuestionó la reacción del Estado ante las enfermedades: «Se empezó tarde con respecto a la campaña de la gripe, con la neumonía, se empezó tarde en un Estado el cual no asumió el rol el cual tiene que tener. Tuvimos graves déficit de la parte sanitaria en los últimos años».
Por último, Iliovich explicó los síntomas para tener en cuenta: «Es una enfermedad que ocasiona la erupción de la piel con intervalos de piel sana, a diferencia de la escarlatina, máculas se llaman, manchitas rosadas, dentro de ese color viene acompañado de cogestión de vías aéreas, nariz, ojos, y algunas manchas dentro de la boca, bastante características del sarampión, que por lo general es una enfermedad benigna, pero en algunos casos se complican».
Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :