la ministra no quiso alarmar, pero...

El Chaco en alerta por el dengue; «se acerca una epidemia», dijo Benítez


Hasta el momento, hay diez casos confirmados y otros 33 en estudio. Se trata en su mayoría «autóctonos» registrados en Resistencia, Sáenz Peña y General Roca. «Es seguro que habrá más y no vamos a poder parar», señaló la ministra de Salud.

La ministra de Salud del Chaco, Paola Benítez, reconoció en declaraciones a Radio Provincia que «habrá más casos de dengue». «Estamos esperando un brote epidémico», alertó y reconoció que se aproxima una epidemia de la enfermedad en el Chaco. Dijo que «si bien será imposible evitar que haya nuevos casos, sí se puede ayudar a que no lleguen al máximo esperado evitar la propagación del mosquito vector mediante tareas de descacharrado en las casas». 
En específico, Benítez señaló que «se espera un brote epidémico» de la enfermedad y «es seguro que habrá más casos confirmados en las próximas semanas y no vamos a poder parar». «A la fecha tenemos diez casos positivos, de los cuales la mitad son por serotipo DEN4 y la otra mitad por DEN1. También tenemos más de 20 casos positivos en estudio y más de 165 casos descartados», detalló.

Que la comunidad se comprometa
Luego, en un comunicado de prensa, el Ministerio de Salud Pública de la provincia confirmó que «intensifica las medidas de prevención» en el marco del plan operativo de contingencia contra el dengue. 
Desde la Dirección de Epidemiología informaron que, hasta el momento, hay 10 casos confirmados, y otros 33 en estudio. Se trata en su mayoría de casos autóctonos registrados en Resistencia, Presidencia Roque Sáenz Peña y General Roca. En ese marco, ayer se realizaron fumigaciones desde las 6 en isla villa Río Negro y el centro de salud de villa Barberán en la capital provincial.
La directora de Epidemiología del Chaco, María Elisa Flores, informó que «los diez infectados están bien», y puntualizó en que «son pacientes ambulatorios». Además, considerando que son casos autóctonos, instó a comunidad a comprometerse y trabajar en conjunto para hacer frente hacer frente al brote, que se encuentra en su etapa inicial y se prevé alcance el pico en marzo.
Desde el Ministerio pidieron colaboración a las familias chaqueñas en permitir el ingreso de las brigadas para realizar fumigaciones o control de posibles criaderos. También se solicita a los profesionales de la salud que, ante la detección de un caso, lo notifiquen.
«Necesitamos el compromiso de toda la sociedad para erradicar esta enfermedad», destacó Flores, y aseguró que «si bien se trata de una enfermedad de notificación obligatoria, dependemos de la buena predisposición de los médicos y bioquímicos para notificarla».
Al notificar un caso, se generan alertas dirigidas a la Dirección de Epidemiología de la provincia, referentes provinciales y nacionales, a la Dirección de Epidemiología de la Nación, a los referentes de control de Vectores y a las bases nacionales de Vectores. La información llega incluso a la Organización Mundial de la Salud, a través de informes nacionales.
La funcionaria confirmó además que se encuentran unificados, activos y funcionando todos los protocolos, haciendo un seguimiento del dengue a nivel regional y poniendo en marcha todos los mecanismos de prevención y la intervención inmediata de cada uno de los centros de salud de la provincia, en caso de transmisión.

Fumigaciones ante casos sospechosos
Flores señaló que el arma más importante ante el avance del dengue, «es la prevención». Y tal como lo había señalado la ministra de Salud, Paola Benítez, recordó las medidas individuales que se pueden tomar, como el uso de repelente, ropa clara con mangas largas, mosquiteros, y telas metálicas en puertas y ventanas; y también aquellas acciones colectivas, como la eliminación de recipientes y elementos que podrían ser posibles criaderos de mosquitos, y la limpieza de los patios.

Bloqueos 
de foco
El protocolo de acción que se pone en marcha cuando se presenta algún caso sospechoso, se inicia cuando personal especializado del Ministerio, más agentes de los centros de salud, realizan el bloqueo del foco a través de la búsqueda de casos febriles en la zona, la eliminación de criaderos y, posteriormente, la fumigación. «La eliminación de los criaderos es lo más importante, ya que la fumigación no mata larvas, sino mosquitos adultos», insistió.
La funcionaria pidió la colaboración y la predisposición de las familias en este proceso, ya que es indispensable el trabajo en conjunto para optimizar los resultados y evitar la propagación.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :