institucional

Los clubes, gigantes dormidos


Las sedes de una de las actividades humanas por excelencia, el deporte, esperan a los protagonistas.

Los clubes, esas «miniciudades» que día a día reciben a miles de visitantes para gestar allí sueños de esperanza, crecimiento y realización, viven por estos días, momentos de absoluta desolación a raíz de la pandemia del coronavirus Covid-19. 
No escuchan el rodar de la redonda en el verde césped o simplemente en la tierra, tampoco el repiquetear de la naranja en el parqué o el pique de la «amarilla-verde» en el polvo de ladrillo. Ni el tic-tac de la bocha o el golpe de piel y suelo de la de gajos. 
Tampoco el chaputeo en el agua de cuerpos o palas; ni el insistente repiqueteo en las mesas del tenis pequeño. 
Todo, todo, se llamó a quietud y silencio acatando -como no podía ser de otra manera en el deporte, escuela de disciplina y valores amén de lo deportivo de cada disciplina en sí-, a rajatabla aquello de «quedate en casa». 
Apenas se siente algún ruido cuando alguna de las personas especialmente designadas -como en el caso de Cune-, llegan para las mínimas tareas de mantención -como cortar el césped y ver que todo esté bien- que se realizan a diario.
De allí que estos gigantes, parezcan hoy «dormidos» sumidos en un letargo del que saldrán recién cuando el quedate en casa haya surtido efecto y se haya derrotado al Covid-19.

Cune y sus socios solidarios
 

Sin lugar a dudas que el Club de la Universidad del Nordeste (Cune) es uno de los de «referencia» en el ámbito deportivo local, provincial y de la zona. Y volvió a exhibir esa condición de «referente» a través de un «comunicado de Presidencia» que firma su titular, Gustavo José Moschen.
El texto indica: «Resistencia, 25 de marzo de 2020. Señores socios de la comunidad del club:
Estimados socios el compromiso para prevenir la pandemia de coronavirus (Covid-19) y evitar su expansión nos interpela como sociedad y nos compromete a todos a dar lo mejor de nosotros, sin otro interés que la solidaridad activa.
Por esa razón y para resguardar la salud de los socios, los empleados y los cientos de personas que concurren al club, se han tomado todas las medidas y precauciones para contribuir a frenar la expansión de esta epidemia, cumpliendo estrictamente con todas las disposiciones y recomendaciones de los gobiernos nacional y provincial.
Hoy más que nunca debemos ser socios, de nuestro querido club, transformándonos quizás, en una categoría de socios, aún mayor, «socios solidarios», por el tiempo que dure esta difícil situación que estamos atravesando. 
Este no es el momento de abandonar, este es el momento de solidarizarnos con todo el personal y profes del club, ellos también los necesitan, sigamos todos desde el lugar que nos toca cumpliendo con nuestras obligaciones. 
Con la esperanza de que, si todos contribuimos a cuidarnos, en breve tiempo, volveremos a encontrarnos en nuestro querido club.
Desde ya, agradecemos la comprensión y apelamos a la solidaridad de todos y cada uno de nosotros, para salir adelante de esta situación involuntaria. Un fuerte abrazo».

Firma Gustavo José Moschen, 
                                                          presidente Cune

Veteranos, a disposición
SÁENZ PEÑA. Dada la situación de salud que se está viviendo, la Asociación de Veteranos puso sus instalaciones al servicio del municipio para lo que fuera necesario. «En esta emergencia entendemos que no podemos no involucrarnos», sostienen.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :