Salud provincial tampoco los recomienda

Contradiciendo a Nación y Provincia, Cipolini obliga a usar barbijos a todos


El radical considera que a pesar de que la Termal no tenga casos positivos el Covid-19 puede estar en personas asintomáticas. En ese sentido obliga a usar «protección casera» a los saenzpeñenses porque «todavía no hemos pasado lo peor».

SÁENZ PEÑA. En el marco de las medidas de prevención implementadas por el municipio de Sáenz Peña el lunes por la tarde el intendente radical Bruno Cipolini anunció una que contradice la opinión del ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, quien ayer al mediodía en los medios nacionales volvió a indicar que los barbijos «están reservados para enfermos y quienes trabajan con enfermos».
En la Termal, no obstante, la recomendación que hace Nación, desde ayer «es obligatorio el uso de protectores faciales, conocidos como cubrebocas, incluso de algún tipo de protección casera, para todos los que circulen en la vía pública», dijo el jefe comunal. Esta es la única localidad de la provincia en la que el uso de barbijo es obligatorio para todos. 
Incluso el Ministerio de Salud del Chaco, de la mano de la especialista en Epidemiología, Andrea Ojeda, en el Facebook del Ministerio de Salud respondió sobre el uso de barbijos. Dijo que el virus puede permanecer de dos horas a nueve días en diferentes superficies. Asimismo, dijo que el «uso del guante no está recomendado, porque el guante puede producir un caldo de cultivo debido a que las manos transpiran. Lo que se recomienda es el adecuado lavado de manos».
Y sobre el uso de barbijo «no está recomendado tampoco para uso de comerciantes, sí la distancia de seguridad porque se transmite por gotitas cuando uno habla o estornuda» y sobre quienes tienen que usarlo, Ojeda indicó que «son las personas enfermas, los inmunodeprimidos, las personas que tienen patología oncológica debe usar el barbijo quirúrgico». 
Agregó que para el resto «se está estudiando» y añadió que «los barbijos de tela no tienen el filtro que no permite el paso del virus, o sea que este uso que se recomienda es para calmar a la sociedad, pero no como protección porque ese barbijo no protege, no tiene el filtro adecuado para no dejar pasar el virus». 
Acotó que la forma de transmisión es por los ojos, la nariz y la boca, con lo que insistió mantener la distancia de seguridad. 
Lo que dice Cipolini
Según el intendente la decisión salió «de la conformación de una mesa de trabajo con los referentes del área de Salud de la ciudad y con representantes de cada uno de los institutos privados y el hospital 4 de Junio».
El comité de la Termal está integrado por Néstor Orescovich y Carlos Navarrete por parte de Salud Pública; Sergio Colaneri (Instituto Santa Lucia), Ricardo Pardo (Santa María); David Gioker (Instituto privado Loma Linda), Rivera (Clínica Centro Médico) y Marcelo Sang y Jhonny Curti por la Unidad Médica Educativa Uncaus.
«Pensando en lo que sigue, hemos llegado a la fecha de hoy sin casos positivos confirmados, lo cual es una foto de hace más o menos siete días», destacó Cipolini y adelantó que esta mesa informará a la ciudadanía «sobre el cuadro de situación, determinará algunas medidas de conducta y nuevas normativas que se irán trabajando, para que superar esta situación».
En cuanto a la nueva medida adoptada, sostuvo que «la pandemia tiene una fortaleza que son los asintomáticos, es decir personas que no presentan síntomas característicos de la enfermedad, hacen su vida normal sin saber que portan el virus. Entonces, por recomendación de los médicos de la ciudad y a través de la resolución municipal 206/20, impulsamos el uso de un protector facial obligatorio para circular en la vía pública y para atender los distintos comercios habilitados para funcionar».

Fabricado en casa
El doctor Sergio Colaneri indicó por su parte que «si todos colaboráramos, nos permitirá retrasar al máximo la llegada del virus y cuando lo haga permitirá que afecte lo menos posible a la población».
«La sugerencia era que los barbijos tipo quirúrgicos era solamente para personal de salud y personas enfermas o que tengan síntomas compatibles con Covid-19, después está el barbijo 95 que es exclusivo para el personal de salud que trabaja con infectados y el barbijo quirúrgico no es necesario, por eso la sugerencia de protegernos con un barbijo casero», explicó.
Según el profesional «un barbijo casero se puede fabricar con dos capas de tela y por lo menos dos capaz de papel o un papel plegado, puede ser un papel tisú (papel de cocina, servilletas descartables) doblado en dos o cuatro en medio de dos telas. Ese tipo de cobertor ofrece una muy buena protección».
Colaneri considera que «no es bueno que andemos sin protección, la protección del barbijo casero dura horas, cambiando los papeles y lavando las telas, los costos son muy bajos y es accesible para todos si lo hacemos en nuestras casas».
Por otro lado, en la conferencia se remarcó «la importancia de la protección facial, dado que no se realizan testeos a los asintomáticos por lo que es muy probable que existan personas que circulan en la vía pública y no saben que son portadores. Entonces, el barbijo protege a la persona que está frente al portador y si nosotros fuéramos positivos protegemos al otro».
Cipolini cree que «esto no esto está superado», y dijo que Sáenz Peña no tenga casos no es porque el virus no está, «lamentablemente creemos que todavía no hemos pasado lo peor, por eso les pido que acompañen esta medida para que entre todos podamos cuidarnos».
Cipolini cree que «esto no esto está superado», y dijo que Sáenz Peña no tenga casos no es porque el virus no está, «lamentablemente creemos que todavía no hemos pasado lo peor, por eso les pido que acompañen esta medida para que entre todos podamos cuidarnos».

Saenzpeñenses salieron a correr 
a las farmacias, y ya escasean
SÁENZ PEÑA. Tras la resolución municipal que establece la obligatoriedad del uso de barbijos para poder circular, en las farmacias de Sáenz Peña se incrementó la venta de este insumo sanitario ayer en cuestión de horas.
«Es importante la demanda de barbijos de parte de la ciudadanía y lamentablemente están escaseando», dijo Ernesto Blasco, propietario de una de las farmacias en Sáenz Peña.
Aclaró además que «el barbijo que se consigue no es el ideal, pero hay que improvisar y mejorarlo. A los barbijos que se están haciendo de tela es recomendable colocar un papel de filtro de café o servilleta de papel, el cual se puede ir cambiando».
Al referirse al incremento en la venta de barbijos, indicó que antes de la medida municipal ya se estaba vendiendo en una importante cantidad, pero al ser obligatorio se aceleró aún más la compra, publicó diariochaco.com. Los vecinos llevan de dos a seis y para todo el grupo familiar. 

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :