REGRESO A FASE 3

Cuarentena más restrictiva en el área metropolitana hasta el 8 de junio


Lo anunció el gobernador, quien llamó a «redoblar los esfuerzos individuales y colectivos» por las próximas dos semanas; admitió las complicaciones del escenario por la elevada cantidad de contagios y fallecimientos; cómo sigue el aislamiento.

El gobierno provincial determinó ayer el endurecimiento del aislamiento preventivo, social y obligatorio para el Área Metropolitana del Gran Resistencia (AMGR), zona que concentra más del 95% de los 703 casos de coronavirus en el Chaco.
El retroceso a fase 3 de la cuarentena comenzará a regir desde el lunes 25 únicamente para el AMGR, en tanto que el resto de la provincia mantendrá las condiciones actuales de restricción.
Ayer, al hacer los anuncios, el gobernador Jorge Capitanich admitió que el Chaco se encuentra ante un escenario de complicaciones tanto por la cantidad de contagios como de fallecimiento y por la concentración de casos positivos en varios barrios del área metropolitana.
Además, llamó a la ciudadanía a «redoblar esfuerzos tanto colectivos como individuales» y repitió que «debemos aprender a convivir inteligentemente con el virus» porque las condiciones de la vida como las conocíamos «no existen más». 
«Los indicadores determinan que hemos retrocedido: aumentamos la tasa de contagio, la de duplicación de casos y tenemos el índice R0 por encima del valor 1, por eso es absolutamente imprescindible volver atrás», reconoció.
«No podemos permitir lo que está ocurriendo ahora, que es que se disparen los casos», agregó.
En lo que hace a las nuevas disposiciones para el AMGR, el gobernador precisó que se endurecerán los controles a la circulación urbana (ya sea a automovilistas y motociclistas como gente a pie); se suspende hasta el 31 de mayo el servicio de colectivos; no abrirán más sus puertas (al menos hasta el 1 de junio) los bancos y otros centros de pago de haberes y cobros; y los comercios solamente podrán atender hasta las 16, aunque abrirán a las 6.
Las medidas adoptadas por el Gobierno tienden a desincentivar la circulación social y la aglomeración de personas para evitar así una mayor propagación del virus.
Capitanich ofreció ayer una conferencia de prensa que se extendió por más de 60 minutos. Habló de pie, apoyado en una serie de placas y gráficos con las estadísticas de la provincia y en varios tramos utilizó un tono de dureza para apoyar sus explicaciones.
«Estamos haciendo todos un gran esfuerzo; pero hay datos y esos datos muestran que tenemos que tomar decisiones», arrancó.
«Es imprescindible tomar un rumbo: la cuarentena administrada debe continuar y proseguir hasta agosto (como mínimo) porque nuestro criterio es cuidar a todas y todos los chaqueños», prosiguió el mandatario.
Por otro lado, Capitanich aclaró que si bien el aislamiento a nivel provincial proseguirá hasta el 8 de junio, indicó que esta nueva fase se dividirá en dos: primero hasta el 1 de junio; y luego, sí, tras una serie de evaluaciones, la continuidad hasta la siguiente semana. 

CUARENTENA FOCALIZADA E INTELIGENTE
El gobernador precisó que la nueva etapa de la cuarentena será focalizada e inteligente, es decir que tenderá a centrarse en aquellos barrios y zonas en las que hay casos y evitar que la situación de desbande hacia otros sectores de la ciudad.
Al profundizar en ese aspecto, dijo que se incorporará tecnología para mejorar la capacidad de respuesta en los lugares en los que se estén registrando contagios y se dispondrá de un sistema de bloqueo de focos «porque esa es la única manera de evitar la circulación comunitaria del virus».
El jefe del Ejecutivo presentó un breve análisis de las «fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas» con las que cuenta la provincia. En el primer grupo incluyó a la reciente inversión en materia sanitaria; la cantidad de testeos realizados; y la anticipación de medidas adoptadas desde lo político.
Pero también marcó una serie de problemas: alta letalidad del virus; contagios agrupados en conglomerados sociales y barrios populares; movilidad urbana elevada; saturación social psicológica por los más de dos meses de encierro; informalidad económica agravada; y demandas de los sectores productivos para reabrir actividades. 
«Hay que ser claros: en toda la provincia tenemos unas 200 mil personas en riesgo, por eso no nos podemos permitir que el virus se expanda a todo el Chaco», enfatizó.
Luego, apuntó a la responsabilidad individual de las personas y manifestó la imposibilidad del Estado de controlar a todos. 
«No se puede sustituir la voluntad y la conducta individual de cada persona ni tampoco la conducta colectiva de una sociedad», aseguró.
«A esto hemos  intentado explicarlo de diferentes maneras y por eso este llamado que hago ahora es un llamado a la conciencia individual y social de cada habitante de la provincia: si no hay conciencia individual y colectiva, los resultados tardarán en llegar», insistió.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :