HUMBERTO SCHIAVONI, PRESIDENTE DEL BLOQUE DE SENADORES DEL Pro

«Estamos en contra de la eliminación de las Paso»

«Estamos en contra de la eliminación de las Paso»


Las consideró un elemento ordenador porque permiten la participación de muchos candidatos. Propuso revisar «con sentido autocrítico» la conducta del conjunto de la dirigencia.

El presidente del bloque del Partido Propuesta Republicana (PRO) en el Senado nacional, el misionero Humberto Schiavoni, hizo notar durante una entrevista que «no tenemos relación con la presidenta del Senado» (Cristina Fernández de Kirchner), si bien admitió que «coadyuvó también a ello el aislamiento social y las sesiones remotas. Nuestra relación directa es el presidente del bloque del Frente de Todos, el senador (José) Mayans, de Formosa», agregó.
A continuación, una entrevista que Schiavoni mantuvo con el periodista Rubén Duarte en el programa radial La Otra Campana: 
-¿Cómo es su relación o del bloque que usted preside con la Presidencia del Senado?
-Prácticamente no tenemos relación con la presidenta del Senado. Coadyuvó también a ello el aislamiento social y las sesiones remotas. Nuestra relación directa es el presidente del bloque del Frente de Todos, el senador (José) Mayans, de Formosa. Con él es con quien tenemos la relación más fluida, pero con la presidenta del cuerpo habíamos tenido una sola reunión hasta el 20 de marzo y a partir de allí, no tuvimos más ningún tipo de contacto.
-¿Usted cree que la autoridad de Alberto Fernández está condicionada por actitudes y falta de compromiso de apoyo de la vicepresidenta, Cristina Fernández?
-Yo no digo de la vicepresidenta en particular, yo digo del sector más duro del kirchnerismo. Lo hemos visto desde cuestiones que son casi anecdóticas, como el cuestionamiento que hace la embajadora designada en Rusia, criticando a su jefe directo que es el canciller (Felipe) Solá, por la posición que tuvo Argentina con respecto al informe Bachelet en la ONU. Insisto, nosotros pensamos que la Argentina tiene que reafirmar su liderazgo presidencial. Eso es bueno para las instituciones.
-2021 que va a ser un año electoral de medio tiempo. ¿Qué mirada tiene?
-2021 es un año bisagra en el proceso institucional argentino, porque o vamos a confirmar que tenemos una paridad de fuerza en Diputados y mantenemos más de un tercio en Senadores o se va a desequilibrar esa relación. Juntos por el Cambio tiene un gran desafío, estamos ya trabajando, dentro de este contexto que es muy limitado, ya internamente. 
Estamos trabajando para ver cómo hacer la mejor oferta electoral, que nos permita mantener la paridad de fuerzas en la Cámara de Diputados de la Nación y mantener el tercio que tenemos en el Senado. Creo que eso es muy importante, que hace al equilibrio de poderes en el país y es muy bueno para las instituciones. Hay que ver qué va a pasar con las Paso. Las Paso son un elemento ordenador, ojalá se sostengan, esa fue una iniciativa del ex presidente (Néstor) Kirchner. Ojalá que se sostengan porque esto va a permitir una participación de muchos candidatos que, por ahí, las estructuras partidarias los condicionan y las Paso les garantizan esa participación mucho más autónoma, más libre. 
Nosotros estamos en contra de la eliminación de las Paso, podemos modificar algunos aspectos, por ejemplo, se evaluó en su momento la no obligatoriedad cuando existe una lista única. Son matices. Lo importante es que lo esencial de las Paso, que es permitir la competencia dentro de los distintos espacios políticos sin las restricciones que a veces proponen las estructuras partidarias, es muy importante. 
Nosotros en Misiones, Juntos por el Cambio, tiene un bloque de diez diputados provinciales, un senador nacional, dos diputados nacionales y tenemos cerca de 60 concejales a lo largo y a lo ancho de la provincia en las ciudades más importantes. Nuestro desafío también ahí, donde se renuevan concejales en nueve municipios y se elige también el defensor del pueblo en Oberá, es participar y aspiramos no sólo a mantener, sino aumentar nuestra representación, tanto en la Cámara de Diputados de la provincia, como en los distintos concejos deliberantes.
Obviamente que toda la actividad política hoy se encuentra condicionada por la pandemia, hoy tenemos toda la mirada puesta en cómo evoluciona la cuestión epidemiológica y también de cómo vamos a salir de las consecuencias económicas y sociales que esta cuarentena tan larga nos ha impuesto.
-Usted viene del desarrollismo, posteriormente se acerca al ex gobernador de Misiones, Ramón Puerta, inclusive fue parte del gabinete de emergencia allá por 2001. ¿Puerta sigue vinculado a Juntos por el Cambio?
-Sí. Le quiero hacer una aclaración: el desarrollismo siempre fue aliado, en Misiones, del justicialismo. Tanto en los gobiernos de Ramón Puerta, como de Julio Humada. Hemos participado y yo después continué trabajando con Puerta, como usted bien dice. Tengo el honor y tuve el privilegio de haber conocido y trabajado estrechamente con Rogelio Frigerio y Arturo Frondizi, que es uno de los mayores honores que tuve en mi carrera política. Pero Puerta, sigue obviamente vinculado y está muy cerca de Miguel Ángel Pichetto y ya ha formado su partido político. Ha formado parte del frente, tanto a nivel de las elecciones provinciales como nacionales en 2019.
-¿Cuál es la salida para la República Argentina? Yo sé que va a ser difícil, que usted tampoco puede darme la receta; pero ¿cuál es su visión?
-Como bien dijo usted, es muy compleja la situación. Hay dos cosas que estoy seguro. Primero, que todos vamos a tener que colaborar desde los lugares institucionales para apoyar una salida, tanto de la emergencia, como la resolución de los problemas estructurales que tiene el país y que lamentablemente todavía están irresueltos después de muchas décadas. 
Lo segundo, es que tenemos que tener una hoja de ruta, tenemos que ponernos de acuerdo en un plan de emergencia que apunte a sostener las fuentes de trabajo. La Argentina tiene también una gran oportunidad para armar un consenso sobre las reformas que necesita estructuralmente. Un país que no crece hace tantas décadas, evidentemente tenemos un problema. 
Tenemos que revisar con sentido autocrítico el conjunto de la dirigencia, ver las cosas que no hicimos bien y ensayar las cosas que han hecho países que les ha ido bien.



Los desafíos que vienen
-¿Cuál es el rol que está cumpliendo el PRO hoy por hoy, como la principal fuerza de oposición nacional?
-En realidad más que el PRO, es Juntos por el Cambio, que además del PRO, lo integra la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica y también un sector del justicialismo que lidera Miguel Ángel Pichetto. Nosotros teníamos un gran desafío después de octubre del año pasado donde perdimos las elecciones presidenciales, que era continuar unidos. Y que esa fuerza, que representó cerca del 41% de los argentinos, pudiera ser una oposición efectiva, constructiva en las cosas que estamos de acuerdo y el país necesita, pero muy rigurosa en cuanto a la defensa de los valores de quienes nos votaron en octubre de 2019. 
Esto es básicamente, el respeto de las instituciones, la salvaguarda de la independencia de la Justicia y tratar de que en nuestro país funcione fundamentalmente el respeto a las minorías y el apego de la ley. 
Este desafío tenía que sortear momentos muy difíciles, porque al principio todo gobierno puede hacer una apertura, convocar a distintos sectores… Como parecía que lo iba a hacer Alberto Fernández. Pero nosotros pudimos mantener la unidad de Juntos por el Cambio.


Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :