Restauran histórico cachapé del Museo del Hombre Chaqueño

El miércoles 20, en el Museo del Hombre Chaqueño, se comenzó con el proceso de limpieza y conservación preventiva del histórico cachapé que está en la vereda del museo.
Beatriz Quesada, al frente del Departamento de Técnica de Museos, Jorge Chelini y Patricia Linok, de la misma dirección, luego de realizar el relevamiento del estado del cachapé, dieron inicio a los trabajos de limpieza y conservación preventiva.
El carro histórico, deteriorado por el tiempo, sufrió la caída de un árbol sobre él, debido a la fuerte tormenta ocurrida en enero de este año.
El Departamento de Técnica de Museos, que depende del programa Patrimonio Chaco, a cargo de la profesora Gabriela Barrios, es la responsable de los bienes patrimoniales de los museos dependientes del Instituto de Cultura del Chaco.

Historia del Cachape Andariego
Desde 1990, el Museo del Hombre Chaqueño custodia un carro cachapé donado por los hijos de don Ramón Rafael Velazco, llegado al Chaco desde Corrientes en 1905. Se dedicaba al trabajo del monte, en especial el transporte de rollizos de quebracho, y para esto mandó construir en 1916 un carro cachapé en la carpintería y herrería de Federico Ahrndt, de Villa Ocampo, Santa Fe.
Este cachapé inició un periplo hacia el Paraguay cuando su dueño fue contratado para trabajar en el Chaco Boreal. Hasta 1935 se encontraba en Campo Corea, y el 19 de julio del año siguiente don Velazco emprendió viaje con su cachapé como herramienta de trabajo. Pernoctó en la Sociedad Rural del Chaco y desde allí el carro fue tirado hasta el puerto de Barranqueras por un camioncito Ford-T 1928. Hombre y cachapé embarcaron en el vaporcito «Pago Largo», el cual los dejó en el puerto de Pilar. El 23 de julio abordaron el vapor «El Toro» que los llevó hasta Villa Hayes. Se internaron en la espesura del monte paraguayo del Gran Chaco, donde acarreó maderas para un importante obraje.
En 1946, una revuelta militar en el Paraguay lo obligó a regresar al Chaco, pero don Velazco debió dejar su cachapé. En 1948 regresó dos veces con el objetivo de buscar su carro, pero no pudo lograrlo. Debieron pasar muchos años antes de recuperarlo. Fue recién en 1971 cuando se lo trajo el vapor «Carlos Antonio López», que los dejó en Corrientes.
En su residencia de Colonia Tacuarí, El Palmar, don Velazco siguió transportando maderas y palma negra en su cachapé hasta 1976. La documentación de estas vivencias se encuentra en el Museo, así como las dos chapas patente con las que contó el carro entre 1936 y 1941, testimonios inobjetables del esfuerzo de los primeros pobladores por hacer Chaco.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :