TRAS DENUNCIAS DE UN FISCAL FEDERAL
La APA aclaró que no existe registro de glifosato en aguas del Paraná
Viernes, 26 de Mayo de 2017
El presidente de la Administración Provincial del Agua, Francisco Sizuela, confirmó que no hay, de acuerdo a los análisis efectuados en el caudal del río en la provincia, datos del herbicida que es desarrollado para eliminación de hierbas y de arbustos, capaz de provocar serias complicaciones a la salud.
El presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), Francisco Sizuela, descartó la presencia de glifosato en el río Paraná, porque se realizan monitoreos permanentes en ese sentido, desacreditando de plano a las presunciones de que hizo reciente un fiscal de Buenos Aires, quien denunció la creciente contaminación con estas sustancias de las zonas agrarias de Misiones y el Chaco, responsables de mayores porcentajes de niños nacidos con malformaciones congénitas y abortos espontáneos.
Asimismo, Sizuela aclaró en diálogo con LA VOZ DEL CHACO que se realizan periódicamente estudios de rigor y que «cuando surge alguna duda mandamos hacer un análisis más exhaustivo a la planta», relató. 
Además restó veracidad que en la zona norte y cercana a Las Breñas existan registros del contaminante puesto que existe muy poco consumo de agua corriente. «Se consume agua de perforaciones porque están muy complicados con el agua potable», explicó llevando tranquilidad a la comunidad. 
En otra parte detalló que si surgiera algún tipo de novedad al respecto «inmediatamente se comunica a Sameep y se efectúan monitoreos y hasta el momento no existen resultados positivos al respecto», afirmó, aclarando que se realizan interconsultas con Corrientes y Formosa en ese sentido.
 
Un fiscal federal pidió suspender el uso del glifosato
El fiscal federal de la Fiscalía 8 de la ciudad de Buenos Aires, Fabio Canda, advirtió sobre aplicaciones «descontroladas y abusivas» del agroquímico que ponen en riesgo a la población. Exigió detener las fumigaciones aéreas y terrestres en todo el país.
Es la primera vez que un integrante del Poder Judicial avanza con un pedido tan categórico como temerario, que podría poner en jaque a toda la agroindustria argentina. Canda pidió detener la aplicación de agrotóxicos -tanto aérea como terrestre- y la comercialización de semillas transgénicas en todo el país. «Si está demostrada su toxicidad tanto para humanos como para animales, ¿por qué semejante tiempo de espera en su prohibición?», se preguntó.
El dictamen presentado por el fiscal fue en el marco de una acción colectiva de amparo iniciada en 2012, que tuvo un fallo desfavorable en primera instancia y que ahora debe resolver la Sala III de la Cámara Contencioso Administrativo Federal. Si bien no es vinculante, en caso de que la Sala resuelva lo contrario, deberá rebatir los argumentos esgrimidos por el fiscal para desarmar el paquete tecnológico que hoy sustenta gran parte de la producción agrícola.
Para Canda no hay dudas sobre la relación entre la creciente contaminación con estas sustancias de las zonas agrarias con los «mayores porcentajes de niños nacidos con malformaciones congénitas y abortos espontáneos en Misiones y el Chaco», algo que las organizaciones ambientalistas vienen denunciando desde hace años.
Según datos de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, el cáncer es la primera causa de muerte en las zonas agrícolas de la Argentina. Y allí mismo los nacimientos de niños con malformaciones crece exponencialmente. Por ejemplo, la media nacional es 1,6% cada mil niños nacidos, y en Río Cuarto (Córdoba), es el 4%. 
Recientemente la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (Iarc), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró a cinco pesticidas, entre ellos el glifosato, como cancerígenos «posibles» o «probables».
«No hemos logrado mayores respuestas del Estado, en particular del Senasa, que es el encargado de regular el uso de sustancias peligrosas en el agro», amplió Ávila.
Por otra parte, Canda puso el dedo en la llaga de la industria y vinculó directamente la utilización de semillas transgénicas con el aumento de la aplicación de agrotóxicos: «Las modificaciones genéticas implementadas como norte tornarlas resistentes a ciertos herbicidas entre los cuales, en lo que ahora interesa, el glifosato o las sales derivadas del mismo descuellan por su incidencia porcentual». Se destaca que la decisión quedó en manos entonces de la Cámara, que se expedirá una vez que termine la feria judicial. 

«En arroyos que vienen de la zona sojera sí se detecta», aseguró Jorge Vargas
El ambientalista de la Fundación Encuentro por la Vida, Jorge Vargas, coincidió que en  el río Paraná por el enorme caudal de agua no existe glifosato, pero que en los arroyos que vienen de la zona sojera sí se detecta.
En este sentido mencionó que en la zona norte «tenemos al segundo y cuarto productor mundial de soja, que son Brasil y el Paraguay, y si vamos a las ciudades que están desde Resistencia hacia el sur vemos una gran cantidad de ciudades afectadas al segundo tercero y cuarto productor de soja».
«Los pesticidas y metales duros hacen una bioacumulación estos quiere decir que se concentran en músculos y en órganos, pero como los peces son migrantes, no se conoce en dónde se contaminó entonces utilizamos lo que se denomina el mejillón dorado, una plaga que ha entrado por los busques que descargan sus cisternas del sudeste asiático y esos moluscos se van instalando en las zonas de muchas corrientes de agua; toman las estaciones de bombeos de las hélices de los barcos, las turbinas de los embalses. Allí estudiamos la bioacumulación y aparecían una serie de rastros de pesticidas, todos prohibidos en otros lugares», dijo. «No sólo que se está usando el glifosato en gran cantidad, sino que se están utilizando además otros herbicidas que no sabe que contienen», aclaró.
En otra parte explicó que «el glifosato es un herbicida que mata las malezas y que en el organismo humano produce enfermedades respiratorias, vómitos, cuando la fumigación es muy directa, reacciones alérgicas en la piel y además produce enfermedades o afectaciones en los riñones. Una zona que posee una gran cantidad de diálisis es Las Breñas y se piensa que eso de alguna manera está ligado a las fumigaciones».
Asimismo mencionó que «también existen otros casos como pérdidas de embarazos primitivos y deformaciones en los fetos. Son varias cosas que están señalando que en donde hay mayor fumigación existe una mayor cantidad de en enfermedades». 
COMPARTÍ LA NOTA
ENVIAR NOTICIA A UN AMIGO IMPRIMIR NOTICIA
QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Nombre y Apellido
e-mail
Comentario
Ingrese los caracteres de la imagen
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

EDICIÓN IMPRESA


EDICIÓN DEL DÍA
TAPA
CONTRATAPA



COTIZACIONES
Moneda
Compra
Venta
 Dolar 16.0000 16.0050
 Euro 17.8830 17.8860
 Real 4.9055 4.9105