Volvió el cine Incaa con comedias románticas

Volvieron las proyecciones a la sala Incaa del Complejo Cultural Guido Miranda que comenzaron ayer con en el ciclo Dulce de Leche, compuesto de cinco comedias románticas argentinas: «Permitidos», «Una noche de amor», «Inseparables», «Sin hijos» y «Me casé con un boludo». Las funciones serán a las 20 y a las 22, con una entrada general de $30, estudiantes y jubilados abonan $15. Este fin de semana se proyectará a las 20 «Una noche de amor», y a las 22 «Inseparables», tanto el viernes cómo el sábado. 
«Una noche de amor». Leonel y Paola están casados hace doce años y tienen dos hijos. Él es guionista, ella es psicóloga y les va bien en sus trabajos. Es una pareja que funciona: aman a sus hijos, sus hijos los aman, comparten gustos y formas de ver la vida. Pero, ¿el amor? ¿La diversión? ¿La pasión? Esta noche deciden salir solos y los chicos se quedan a dormir en la casa de la madre de Leo. Van a comer a un restorán. Y de pronto, el vacío, la conversación incómoda, la no conversación (aún más incómoda), el aburrimiento, la charla sin sentido, la diversión que también aparece, los chistes, los celos, los recuerdos y las ideas sobre el futuro. No están solos esa noche: un «trapito» en la calle los hace discutir, una moza los impacienta, el sereno de un garaje los enfrenta, una vecina del edificio donde viven enamora a Leo y otra pareja se les sienta a la mesa y les muestra que se puede llevar el matrimonio de otra manera. Habrá que ver si Leo y Paola quieren llevar el matrimonio de otra manera, si lo quieren llevar como hasta ahora o prefieren terminarlo y seguir cada uno con su vida.
«Inseparables». Trata sobre la entrañable relación de amistad que surge entre Felipe, un multimillonario que ha quedado tetrapléjico debido a un accidente, y un joven desocupado, Tito, que trabaja con él por un tiempo como su asistente terapéutico. El trato entre ellos -en el que prevalece el humor- en un principio es puramente laboral, pero con el correr de los días se va trasformando en una relación casi familiar, hasta que llega el momento en que ambos están pendientes de los problemas y las preocupaciones del otro. La amistad entre Felipe y Tito perdurará en el tiempo y durante toda la vida permanecerán en contacto.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :