EN TODO EL PAíS
Segundas marcas frenaron la caída del consumo, asegura una consultora
Domingo, 30 de Abril de 2017
Un estudio destaca el fuerte crecimiento en la preferencia ante las primeras marcas y en las compras por reposición sobre las adquisiciones por stock. El relevamiento se hizo en supermercados y autoservicios de proximidad de distintas ciudades.
Un sondeo realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom) durante el primer trimestre del año, en comparación con 2016, asegura que hay una desaceleración en la caída acompañada por una importante modificación en las conductas de los consumidores, que ahora eligen las bocas de proximidad y las superficies mayoristas. En la capital la caída es del 1,3% y en el interior es de 3,1%, según el estudio.
El presidente del organismo de estadísticas, Miguel Calvete, detalló que el relevamiento se realizó entre el 1 de enero y el 31 de marzo, tomando como referencia el mismo período del año anterior, sobre un total de 723 comercios entre los que se destacan los grandes supermercados, autoservicios de proximidad y las principales superficies mayoristas en el ámbito geográfico de la ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mar del Plata, Salta, Mendoza, San Juan y Neuquén.
El trabajo destaca que, si bien sigue habiendo una caída pronunciada del consumo en general, la medición marcó que la caída acumulada en el primer trimestre de este año se ubica en el 2,9% contra una caída del 4,3% en el primer período de 2016.
 
Algunos datos
Los datos positivos también se advierten en las mediciones de febrero y marzo de 2017, siendo que en el segundo mes de año, la caída fue del 2,5%, mientras que en el tercero se ubicó en 1,1%, registrando una mejora de 1,4 puntos.
Además el estudio refleja claramente que «hay mucha gente está optando por los canales mayoristas, que registran un crecimiento interanual en las ventas del 2,7%» y agregó que «conjuntamente se está dando un fuerte crecimiento de las ventas de las marcas sustitutas».
Al respecto, Indecom detalla que en esos canales de ventas hay mucha participación ganada de segundas marcas «en distintas categorías de productos como ser artículos de limpieza, tocador, cervezas, condimentos, barras de cereales, harinas, detergentes y jabones para lavar la ropa». A su vez, en otros rubros como puré y salsas de tomate, conservas, pastas frescas y aceites, las ventas mayoristas crecieron entre el 4% y el 13,4% en los canales mayoristas, mientras decrecieron en porcentajes similares en los grandes supermercados».
Por su parte, el trabajo también señala que «se observa una importante transferencia de ventas hacia los autoservicios de proximidad, habiendo mejorando las ventas en esos canales un 1,6% con respecto a los últimos 12 meses». Según el estudio hoy el total de las ventas se realizan en un 48% en los puntos de cercanía, en un 17% promedio en los súper e hipermercados, un 11% en almacenes barriales y el 24% restante en superficies mayoristas».
Según Calvete «ahora las compras de productos no perecederos se hacen por reposición y no por stock», y explicó que «eso se debe, en primer término, a que la gente está tendiendo a comprar sólo para reponer lo que le falta en la alacena, y, en segundo lugar, por otros factores como lo son la falta de tiempo, la comodidad por cercanía, los precios más bajos y la mayor oferta de productos de segundas y terceras marcas».
 
Consumo
El informe también señaló que en GBA el consumo cayó 2,7% más que en Capital Federal, en donde se ubicó en el 1,3%, mientras que la mayor caída se dio en el interior, en donde trepó al 3,1%. Según el organismo de estadísticas «esto se da por el menor poder adquisitivo que existe entre los consumidores del interior del país por sobre los de Capital Federal».
El relevamiento también detalló que en Salta, Jujuy, San Juan, Mendoza y Neuquén se registran grandes caídas por los tours de compra a países como Chile y el Paraguay. Según el estudio, «si bien en esos puntos se compran bienes durables, eso también repercute fuerte en el consumo masivo porque se reducen las compras de bienes de consumo para destinar ese dinero a ropa y electrónica, entre otros productos».
Asimismo, el informe concluyó que «se está dando una equivalencia entre los productos que más incrementaron sus precios y los que menos se venden porque la gente está comprando mucho menos aquellos artículos que más han aumentado». En ese sentido, Calvete afirmó que «los consumidores optan por comprar alrededor de un 26% menos aquellos artículos que subieron más del 40% (vinos finos y comunes, aceites, manteca, crema de leche) y cayó alrededor de un 12% la venta de los que subieron menos de un 20% (enlatados, pastas frescas, yerba, carne, fideos secos, snacks, artículos de higiene para el bebe e infusiones). Es decir que se venden alrededor de un 14% más los productos en los que menos se sintió la inflación del último año.
Finalmente, el titular de Indecom consideró como algo muy positivo el cambio en los hábitos de los consumidores, que han comenzado a mostrar una conducta de sustitución de productos y puntos de venta porque eso «permite el posicionamiento de nuevas empresas y favorece la competencia», y agregó que «en ese contexto, la proyección marca que el consumo podría recuperarse hasta un 2% más hacia fin de año».
COMPARTÍ LA NOTA
ENVIAR NOTICIA A UN AMIGO IMPRIMIR NOTICIA
QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Nombre y Apellido
e-mail
Comentario
Ingrese los caracteres de la imagen
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

EDICIÓN IMPRESA


EDICIÓN DEL DÍA
TAPA
CONTRATAPA



COTIZACIONES
Moneda
Compra
Venta
 Dolar
 Euro
 Real