LA PRESIóN DE LOS GOBERNADORES TUVO EFECTO

El Gobierno bajó un cambio y el contexto beneficia a Peppo

La liberación del ex mandatario jujeño trajo cierto alivio en el entorno del gobernador chaqueño, sobre quien también pesa la sombra de la Justicia. Pero la relación entre el peronismo dialoguista y la Casa Rosada se tensó en un punto clave.

El ex gobernador jujeño Eduardo Fellner fue liberado el sábado por el juez Isidoro Cruz, que había resuelto su detención el pasado miércoles en el marco de la causa en que se investiga el supuesto desvío de fondos para la construcción de viviendas sociales. Fue determinante la reacción de los mandatarios peronistas que cerraron filas y amenazaron con romper los puentes del diálogo. 
El nuevo cuadro beneficia al gobernador del Chaco que parecía ser la próxima víctima al punto que su inminente detención fue anticipada en Animales Sueltos por Canal América TV.
Los gobernadores peronistas respaldaron a Fellner luego de su arresto y tensaron la relación con el Gobierno. Para los mandatarios justicialistas la detención es una prueba de que en el Gobierno están decididos a demoler hasta las versiones más moderadas del PJ.
En el Gobierno se sobresaltaron luego de que el portal La Política OnLine publicara en exclusiva que los gobernadores pensaban abandonar su postura dialoguista y tenían en carpeta tres medidas que podían complicar seriamente a la Casa Rosada. La primera es volver a citar al ministro de Finanzas, Luis Caputo, para que dé explicaciones al Congreso por su participación en sociedades offshore.
Al mismo tiempo, los gobernadores amenazaron con la presentación de proyectos para frenar los tarifazos y además evaluaron la posibilidad de bajarse pacto fiscal como hizo el gobernador pampeano Carlos Verna.
Para los mandatarios peronistas, la detención y la posterior liberación de Fellner confirma que la prisión es un método para ablandar a los opositores. En el PJ sostienen que al jujeño «le inventaron una causa» que había estado casi dos años dormida y además cuestionaron la idoneidad del juez y de los fiscales.
La liberación de Fellner convenció a los gobernadores peronistas de que el Gobierno está detrás de algunos fallos judiciales y por eso piensan avanzar contra el oficialismo 
Ahora resulta imposible convencer a los justicialistas de que el gobierno no está detrás, por acción u omisión, de los fallos judiciales contra dirigentes peronistas. Por eso en las últimas horas los gobernadores se plantearon avanzar contra el oficialismo. 
Durante la indagatoria de ayer y por pedido de la defensa, el magistrado omitió la lectura de los cargos contra el exgobernador. Los fiscales Liliana Fernández de Montiel y Diego Cussell se retiraron del Juzgado y sostuvieron que la actitud del juez lesiona los derechos de Fellner y puede provocar nulidades a futuro en la causa.
La orden de detención contra el ex gobernador y otras cinco personas estaba librada desde la noche del último miércoles, por pedido de la fiscalía en la causa que investiga el desvío de unos $1.300 millones para la construcción de viviendas, las cuales no habrían sido construidas, lo que motivó la imputación por asociación ilícita y administración fraudulenta de 23 personas. El ex gobernador jujeño Eduardo Fellner fue liberado elsábado por el juez Isidoro Cruz, que había resuelto su detención el pasado miércoles en el marco de la causa en que se investiga el supuesto desvío de fondos para la construcción de viviendas sociales.
El más perjudicado por la actitud ambivalente asumida frente al gobierno fue el senador Miguel Pichetto, quien desde el Senado articula acuerdos que a la hora de la verdad muestran resultados opuestos a los queridos.
Entre ellos está el pedido de acuerdo a la fiscala general de la Nación que sustituirá a Alejandra Gils Carbó, que depende exclusivamente del voto positivo de la bancada del PJ dado que necesita 48 votos positivos.
En el peronismo no se entiende la actitud complaciente que muestra el PJ en un tema de esta naturaleza que le permitirá a Mauricio Macri controlar al jefe del cuerpo de fiscales de todo el país.
Con menor proyección está el pliego del candidato a juez de Paso de los Libres que hace tres años está en el Senado de la Nación en medio de una dura pulseada donde el PJ de Corrientes no logra convencer a los senadores nacionales por el rechazo a pesar de los antecedentes del candidato vinculados al narcotráfico.
La disputa dejó en el medio al ex candidato a gobernador del PJ en Corrientes a quien su propio partido le exige posiciones definidas bajo apercibimiento de imponerle sanciones que afectarían además al propio bloque en cuanto se analiza el retiro del senador por Corrientes del bloque de Pichetto.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :