en marzo subió a 4,75 veces

Precios en góndola: «Está sumamente excedida la intermediación»

Tras la difusión del nuevo informe de la Came sobre la diferencia en el costo de los productos desde que sale del productor hasta que llega al consumidor, el vicepresidente regional Alfredo González señaló los motivos y la posible solución. 

La Came difundió el nuevo Índice de Precios en Origen y Destino (Ipod), que mide las diferencias promedio entre el precio de origen y góndola para 25 alimentos agropecuarios. El relevamiento arrojó una suba de  4,75 veces (+5,1%) en marzo, impulsado por las mayores brechas en la leche, ajo, pera, frutilla y mandarina. La participación del productor en los precios finales del promedio de los productos relevados se mantuvo en 23,7%. La brecha de precios entre lo que paga el consumidor y lo que recibe el productor por los productos agropecuarios se acrecentó 5,1% en marzo, alcanzando un valor promedio de 4,75 veces. Los productos con mayores diferencias entre precios de origen y destino en el mes fueron: la pera, con una brecha de 10,5 veces; la manzana roja, con 7,77 veces; la leche, con 6,74 veces; la calabaza, con 6,71 veces y el ajo con 6,66. Estos cinco se ubicaron en el rango de brechas «muy altas», mostrando importantes distorsiones de precios en el mercado de consumo en fresco. A su vez, el aumento en la diferencia promedio de precios entre destino y góndola se explica por el comportamiento del ajo y la leche, ambos con subas mayores al 40%, impulsada por fuertes caídas en los precios de origen. En el caso del ajo incidieron los buenos niveles de producción, que generaron sobreoferta de productos.
Los datos surgen del Ipod que elabora la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) para una canasta de 25 alimentos agropecuarios que se consumen en fresco. Para realizar el indicador se tomaron los precios diarios on-line de los principales supermercados del país y más de 500 precios de verdulerías y mercados para cada producto.
Ante este nuevo informe el vicepresidente regional de la Came, Alfredo González, dialogó con radio Facundo Quiroga y explicó a qué se debe estas grandes diferencias que detectan mensualmente con el relevamiento, al tiempo que consideró que la solución pasa por un mayor control estatal.
 
los formadores 
de precio
«En la Came tiene un sector de economía regional muy fuerte que genera el Ipod, que mide cuánto vale realmente el producto cuando sale del productor y cuánto en la góndola. Este índice evidentemente deja al descubierto toda la cadena intermedia que hay en el mercado del producto que en algunos casos se nota mucho, tiene problemas realmente estructurales en toda la Argentina y hace realmente inviable  en este caso la competitividad», comenzó describiendo el referente local de la entidad mercantil. «Realmente es sorprendente. Si bien en los últimos años algo ha bajado, esta cantidad que se veces que triplica un producto de origen hasta la góndola, esto sigue en alta, en algunos casos justificados por algunos sectores por el alto costo de transporte y demás, pero realmente creo que está sumamente excedido la intermediación, creo que en algún punto de la cadena alguien se queda con mucho más de lo que realmente le corresponde, por eso tenemos un producto muy caro», consideró.
Seguidamente apuntó: «Son las grandes cadenas justamente las que generan estos altos costos, en estos productos desde ahí se generan un precio base, estas cadenas de grandes superficies son las que toman la mayor cantidad de productos y son los que generan el precio público, no somos generadores de precio las economías regionales justamente, sino las grandes distribuciones y las grandes superficies». 
De esta manera González continuó detallando: «Las grandes superficies, las grandes empresas, son en el fondo dueñas de otras grandes empresas entonces son las que realmente tienen la fortaleza financiera y de distribución para generar un precio base, de ese punto de vista realmente termina perjudicando no sólo al comerciante pyme, sino también a la población porque el comerciante pyme tiene que comprar a ese distribuidor, y ese distribuidor compra a un mayorista, y es ahí donde se genera el precio y donde realmente se rompe la cadena, se triplica o cuadriplica las veces que se paga por un producto».
 
control 
estatal
Al momento de analizar alguna solución a esta problemática, González precisó: «Creemos en la regulación, en la intervención del Estado como ente regulador; el Estado tiene que tener una forma de regulación o de control más estricto principalmente en los intermediarios porque es ahí donde se genera esta situación». Los grandes intermediarios, no estoy hablando de la verdulería de la esquina, porque esa persona que tiene una verdulería en toda la provincia, en el NEA, no tiene la posibilidad de comprar toda la producción de un producto en particular, ya sea de Jujuy, Salta o Cuyo, la que compra una producción total de un producto son las grandes distribuidoras, de ahí es que el Estado tiene que tener un control más estricto, una especie de intervención, pero sólo para controlar y que no pasen estas cosas, de lo contrario va a seguir sucediendo y vamos a seguir pagando un monto muy caro de los productos y más de estos los perecederos», reconoció el referente de la Came en la provincia.
«Como entidad intermedia ponemos sobre la mesa todas estas discusiones porque antes no se daba. Ahora Came al ser federal y tener todos los sectores productivos dentro de la institución puede llevar este informe, así como el informe de ventas del comerciante común que hacemos todos los meses, o el índice de industria también, el índice de producto de origen, realmente esto sirve para poner en tela de juicio y poder instar a los funcionarios para que hagan algún tipo de control y seguimiento», resaltó. «Hacemos el trabajo lo ponemos sobre la mesa y exigimos el trabajo de los funcionarios nacionales y provinciales para que hagan este tipo de controles, de ahí en más no tenemos fuerza de policía para hacer algún tipo de control», subrayó.
En esta instancia González reconoció: «En muchas oportunidades los funcionarios nos terminan preguntando a nosotros qué hacer. Nosotros le estamos llevando todo este trabajo con una exactitud de cirujano y que el funcionario te haga esa pregunta es realmente muy incómodo, porque son lo que realmente tienen que tener algún tipo de respuesta, porque tienen el poder de policía, tiene los medios para generar equipo, porque si nosotros como entidad intermedia tenemos que generar equipo para intervenir el mercado o para desregularizar algún tipo de mercado porque se está desarmando, entonces tenemos que ser gobierno no una entidad intermedia». «Nosotros intermediamos entre lo que realmente se produce y el Estado provincial, municipal y nacional para que nuestros funcionarios realmente se pongan a trabajar en estos temas», instó. 

Pera, manzana, leche y ajo empujaron al índice 
En marzo, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 4,86 veces, 3,4% mayor a febrero; mientras que el IPOD ganadero subió 14,2%, ubicándose en 4,34 veces. Con la ampliación de la brecha en marzo, la participación promedio del productor en el precio final del producto bajó un punto porcentual, de 24,7% en febrero a 23,7%. Los productos con menores brechas resultaron nuevamente el huevo, con 2,02 veces y la carne de pollo, con 2,52 veces.
En el caso del huevo fue un mes muy complicado porque se combinó el impacto del aumento del dólar, que elevó los costos de producción (especialmente en vitaminas y vacunas), con el calor que suele empujar a las gallinas a tomar más líquido, reduciendo así su tasa de ponencias y generando por eso menos oferta. La sequía en las zonas productoras también afectó la disponibilidad de alimento (soja y maíz), disminuyendo la productividad de los animales.  
Los precios detallados a continuación fueron relevados el 22 de marzo y que al 5 de abril la docena de huevos oscilaba entre los $60 y los $80, según calibre y color.
De los 25 alimentos agropecuarios que integran la canasta del IPOD relevados en el mes, en 15 subió la brecha y en 10 bajó.
La brecha promedio de los productos agropecuarios subió de 4,52 veces en febrero a 4,75 veces en marzo (+5,1%). La mayoría de los productos relevados continuó registrando diferencias «medias» y «altas» ese mes. Efectivamente, hubo 11 alimentos con brechas «altas» (valor de brecha entre 4 y 6 veces), y 7 con brechas «medias» (valores entre 3 y 4)
Sólo 2 productos tuvieron brechas «bajas» (huevo y carne de pollo) mientras que 5 las mantuvieron muy altas (manzana, pera, ajo, leche y calabaza). Los productos con mayor caída mensual en los precios de origen fueron: el ajo (-31,9%), la leche (-24,6%), la mandarina (-19,4%), la acelga (-17,4%), y la pera (-16,3%). A su vez, los productos con mayor aumento mensual en los precios de góndola fueron el huevo (23,5% por la escasez mencionada), la frutilla (18,6%), la carne de cerdo (9,1%) y la leche (8,2%). Desde el punto de vista del equilibrio entre las economías regionales y el consumidor, la mejor situación se dio en aquellos alimentos que combinaron mejoras en los precios de origen con bajas en sus precios de góndola. Esos fueron solamente el pimiento rojo y el limón.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :