lo llaman piping

Cráter de la Piacentini: «Es un fenómeno común en la zona»

El decano de la Facultad de Ingeniería, José Basterra, dio a conocer la conclusión del informe solicitado por la Municipalidad sobre el hundimiento del pavimento. Asegura que fue generado por filtraciones de un desagüe que socavó el suelo. 

Después de quince días de estudios y análisis, la Facultad de Ingeniera finalmente concluyó el informe sobre el  hundimiento de la losa de pavimento de la avenida López Piacentini, ocurrido el pasado 29 de mayo, estudio que solicitó la Municipalidad de Resistencia para determinar las causas que provocaron el cráter que literalmente se tragó a un camión mezclador y un automóvil. Fue el decano de la Facultad, José Basterra, quien en diálogo con La Radio explicó los resultados del estudio que realizaron en conjunto con diferentes departamentos de la casa de estudios que dirige. Según explicó el catedrático, la fisura en un caño cloacal que corre a cuatro metros del lugar del hundimiento fue el responsable del socavamiento del suelo, por lo que la cinta asfáltica no resistió el constante tránsito de la zona y terminó cediendo. Según el especialista, se trata de un fenómeno común en la zona, ya que incluso la vecina ciudad de Corrientes presenta los mismos inconvenientes, e incluso recordó otros casos dentro de Resistencia. 
 
piping común 
en la zona 
Al momento de brindar precisiones sobre el estudio Basterra señaló que «fue un trabajo que se hizo desde varios departamentos de nuestra facultad como ser Vías de Comunicación, Hidráulicas y Construcciones, debido a la gravedad del tema y la situación preocupante, por sus características, un agujero tan grande con un mixer que se cae con un auto que también se perjudica», reconoció en primera instancia. «La verdad que cuando se abre el hueco en el asfalto se ve la gravedad del caso», aseguró. 
En cuanto a los resultados, el decano afirmó: «En base al estudio que se realizó se puede determinar que este es un fenómeno muy común en la zona, porque también la vecina ciudad de Corrientes suele tener este fenómeno, comúnmente llamado piping, que son canales subterráneos que se van formando en función de la degradación progresivo del suelo, es decir se hace un canal por algún motivo, en este caso fue una situación con un desagüe cloacal que está a cuatro metros de profundidad, se produce ese canal que comienza a correr el suelo, y se va socavando y se produce ese hueco debajo del hormigón que obviamente estando al aire no soporta la carga», detalló y seguidamente aseguró que «por el tipo de suelo y de construcción que tenemos es bastante común, en la avenida Wilde tuvimos también la misma situación, de esas quebraduras, es el mismo proceso de piping que son estos canales que se van produciendo», señaló. 
 En este punto el decano de Ingeniería destacó: «Hay que tener en cuenta que todo el desagüe cloacal data de 1990 o sea que hay que tener en cuenta el tiempo que tienen estos desagües cloacales y pluviales también. Acá lo que pasó es que se rompió uno de los tubos cloacales, son caños de fibrocemento que hoy técnicamente están siendo suplidos con nuevos materiales, porque estos se van debilitando y una pequeña rotura cloacal hace que se empiecen a fugar los líquidos y en ese agujero comienza a socavarse el suelo», volvió a describir.
Asimismo, aseveró que  «cuando se analizó el hormigón tenía el espesor correspondiente, el suelo estaba preparado bien también, o sea que en este caso no había inconveniente con respecto, por ejemplo, al pavimento que se hizo», aseguró, deslindando responsabilidades que en un primer momento se quiso señalar a la empresa constructora. «No hay culpabilidades, esto es un informe que se hizo in situ, rápidamente, sabemos también que la Municipalidad contrató una empresa que puso un equipo robot que circuló a través de los caños pluviales para determinar si había alguna rotura o filtración, también se determinó que no hubo filtración de los fluviales, lo cual es importante», resaltó.
Basterra explicó que «este conducto cloacal pasa por debajo del pavimento, hay un mapa específico de cómo van los desagües cloacales y pluviales, y van por abajo, en este caso es uno de los tubos que pasa por debajo, por eso hay que llegar a fondo del análisis, hacer las reparaciones correspondientes y tratarlo como corresponde», señaló. 
«Todo lo que son desagües pluviales y cloacales corren normalmente por debajo de lo que son las cintas asfálticas y el pavimento, hay planificación, mapas, nosotros trabajamos con los planos otorgados por la Municipalidad y Sameep donde especifican por dónde circulan estos desagües, esto está perfectamente determinado, esto no pasa por debajo de una casa con seguridad, en esto hay que quedarse tranquilo», explicó a atento al temor de los vecinos de que pueda ocurrir alguna situación similar en las viviendas de la zona.
Al momento de señalar cómo prevenir este tipo de situaciones el ingeniero precisó: «Tampoco es para estar rompiendo pavimento para ver si hay alguna situación similar en otro lado, pero sí creo que esto llama a la reflexión de lo que significa el mantenimiento y alertas tempranas, no sólo como ciudadanos, sino las autoridades que tienen el deber de hacer estos controles más exhaustivos de prevención», instó. «En avenida Italia y calle 14 apareció el mismo fenómeno de la rajadura y se anticipó, se abrió, se encontró una socavación y en este momento se está reparando, eso es importante, estar al tanto. Podría haber ocurrido lo mismo en ese lugar si se dejaba pasar, porque la causa es la misma, pero se logró detectar la falla a tiempo», comparó y reiteró las señales de alerta: «Primero las rajaduras, específicamente los movimientos que pueden llegar a ver, si uno está cerca de un lugar y pasa un vehículo de gran porte se nota porque se mueve, entonces me parece que estos son, obviamente, una alerta temprana, es evitar el tránsito de vehículos pesados, que tienen más peso de lo que corresponde, esta es la responsabilidad que hay que asumir para prevenirlo».
En cuanto a las reparaciones necesarias Basterra indicó: «Esto hay que llegar hasta el hueso como se dice, reemplazar lo que haya que reemplazar; hay nuevos materiales y técnicas que se pueden incorporar a estos procesos. Avanzó mucho lo que es tecnología, en la construcción, con lo cual las reparaciones no es que sean más sencillas, pero sí más seguras, se hizo toda la parte del aislamiento para llegar, primero hay que vaciar el agua, porque eso está con líquido, para poder hacer las reparaciones y en eso están las empresas constructoras de la zona que están trabajando en eso», explicó.
«Trajeron un robot que ahora está haciendo el monitoreo de tubos fluviales, en este caso es como un autito chiquito con cámaras, bien robusto y hermético para el agua, que justamente la Municipalidad trajo para verificar las arterias pluviales, se meten en el caño pluvial, y en ese caso va filmando y determinando si hay filtraciones o sedimentos dentro del caño porque eso es un indicador de que en algún lado está filtrando y eso puede ser un alerta temprana. Son elementos de mantenimiento que uno puede decidir ir haciendo», detalló.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :