Paradoja del destino

El kirchnerismo le abre una puerta a una de sus grandes críticas

Las vueltas de la política dan lugar a una paradoja del destino: increíblemente ahora la llave que sostendría en libertad a Aída Ayala proviene del kirchnerismo, el espacio político al que la ex intendenta de Resistencia fustigó y criticó duramente durante los últimos 12 años.
Es que el bloque del Frente para la Victoria (FPV) podría ser determinante en una eventual votación contra el desafuero de Ayala.
Es más, desde la propia bancada ya adelantaron que se inclinarán por sostener las inmunidades parlamentarias a la legisladora chaqueña, aunque se trate de una contrincante política.
¿Las razones? El caso de Julio De Vido, ex funcionario K, desaforado en noviembre de 2017 también a raíz de un pedido de prisión preventiva por parte de la Justicia Federal. 
En aquella ocasión, el kirchnerismo se había pronunciado en contra de quitarle los fueros al legislador argumentando que las preventivas no podían inclinar la balanza y que para que un legislador se quede sin el escudo parlamentario debía haber una sentencia firme.
El caso de Ayala es prácticamente idéntico y pone más incómodos que nadie a los diputados de Cambiemos, que habían acompañado a libro cerrado el desafuero del ex ministro de Planificación del kirchnerismo.
 
LA POSTURA DE ROSSI
Ayer, el jefe del bloque del FPV, Agustín Rossi, se refirió a un eventual desafuero de Ayala y volvió a dejar en claro la postura del kirchnerismo: votarán en contra.
«Vamos a votar en contra, creemos que los fueros tienen que ser válidos hasta tanto se dicte sentencia definitiva. Tenemos una mirada crítica en este sentido», sostuvo en una entrevista con Radio La Once Diez.
Esta ratificación por parte de Rossi enciende una luz para Ayala, que podría esperar el juicio oral por la causa Lavado II en libertad amparada en sus inmunidades.
Rossi se refirió a la situación de De Vido y la comparó con la actual de la diputada chaqueña.
El referente K diferenció los casos al señalar que entre el pedido judicial de desafuero del exministro de Planificación y el voto favorable de Diputados sólo pasaron siete días, lo cual lo llevó a la cárcel, mientras que en el caso de la dirigente macrista la diferencia entre la solicitud de la justicia y la hipotética votación será de más de un año.
«Existió un tratamiento diametralmente opuesto entre el caso de De Vido y el de Ayala, hay un abuso del poder discrecional de la mayoría», disparó el diputado nacional, por lo que anunció que debatirán «la conformación de una doctrina» para este tipo de casos.
Ayala también hizo mención a lo que ocurrió con De Vido en 2017 y también marcó diferencias con respecto a aquella situación.
«Cada caso y cada pedido de desafuero es diferente por cada diputado nacional», apreció.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :